Policiales
Lunes 25 de Enero de 2016

Dictan prisión domiciliaria para un jefe policial acusado de gatillo fácil

Se trata de un ex jefe de Logística de la Policía de Acción Táctica (PAT) que está acusado del asesinato de un joven de 19 años de un tiro en la espalda en 2011.

La Cámara Penal autorizó que un ex jefe de la Policía de Acción Táctica (PAT) transite en prisión domiciliaria el juicio que atraviesa por haber matado por la espalda a un joven en Pueblo Esther durante una confusa persecución policial en diciembre de 2011. El Tribunal le impuso como condiciones una caución de 400 mil pesos, la fianza personal de su pareja y de un alto jefe policial, así como el control estricto de la comisaría con jurisdicción en el domicilio del imputado.

La defensa de Mario Daniel Urquiza, que al momento de ser detenido en abril de 2015 se desempeñaba como jefe de la división Logística de la PAT, solicitó la habilitación de la feria para que un tribunal oral de segunda instancia revise el rechazo a la prisión domiciliaria que solicitó hace unos meses.

Confusa. El uniformado estuvo detenido diez meses imputado y procesado por un caso de gatillo fácil que recién se ventiló en abril del año pasado cuando el juez de Instrucción Juan Andrés Donnola investigó la confusa muerte de Ezequiel Luján, de 19 años, ocurrida el 2 de diciembre de 2011 luego de una persecución policial en Pueblo Esther.

Ese día un llamado al 911 alertó de la presencia de un grupo de jóvenes hostigando a un comerciante en la zona de Juan Perón y Venezuela, lo que derivó automáticamente en intervención policial de los uniformados de la subcomisaría 15ª. Según la versión, al llegar a ese lugar Urquiza vio que dos muchachos arrojaban algo y comenzaban a correr.

Testigos dijeron que los uniformados se separaron y cada uno siguió a un joven. Urquiza redujo a uno de los supuestos maleantes, lo subió a un patrullero y salió en apoyo de su compañero, que seguía al otro.

Plantada. Pero mientras se originaba una discusión con gente que se arremolinó en el lugar, aparentemente allegados Luján, éste habría aprovechado esa distracción para bajar del móvil e intentar escapar corriendo.

Cuando Urquiza se percató de ello, dijo escuchar una detonación y al girar advirtió que el evadido portaba un objeto brilloso que identificó como un arma. En ese momento se tropezó con una especie de zanja y se le disparó su arma reglamentaria. Luján recibió un tiro en la espalda que le afectó varios órganos y falleció.

Junto al cuerpo de la víctima se encontró un revólver calibre 22, pero la investigación determinó que el arma fue plantada, ya que no tenía sus huellas.

Luego de colectar el relato de varios testigos que echaron por tierra la versión policial, Urquiza fue procesado en abril de 2015 por el juez Donnola. Le imputó el homicidio calificado por el uso de arma y calificado por su condición de empleado de la fuerza de seguridad, y le dictó la prisión preventiva.

En noviembre también fue procesado por falsificación ideológica, ya que en el acta policial se hizo constar que el revólver fue secuestrado a Luján, cuando en realidad no fue así.

En feria. Hace 10 días la defensa del policía pidió la habilitación de la feria para insistir en el pedido de la morigeración de la prisión preventiva por una domiciliaria, condición que ya le había denegado Donnola.

El defensor Guillermo Alexander lo planteó durante una audiencia celebrada en Tribunales ante la fiscal Ana Rabín (en suplencia de Carlos Covani) y el juez de la Cámara Penal Guillermo Llaudet Maza. En ese marco, el abogado volvió a plantear la inocencia de su cliente y la hipótesis accidental del hecho (que el arma del policía se disparó porque tropezó y que la víctima estaba armada), e insistió con las garantías ofrecidas para morigerar la situación.

Sostuvo que el ex jefe de la PAT siempre estuvo a disposición de la Justicia, que empeoró su situación de detención porque fue trasladado de una seccional a otra, y que no hay riesgo de entorpecimiento probatorio ni peligro de fuga.

Repaso. A su turno la fiscal Rabín hizo un repaso del estado de la causa EM_DASHimputación y procesamientoEM_DASH pero no impuso del hecho al juez . "Tenía esperanzas de que alguna de las partes me contara qué pasó", dijo irónico el camarista cuando Rabín le acercó una copia con el estado de la causa.

Es que de acuerdo a los parámetros del nuevos sistema procesal penal oral, los jueces llegan a las audiencias sin conocimiento previo de los casos y resuelven en virtud de lo que exponen las partes en esa instancia. No obstante, Alexander hizo un breve repaso del caso.

Al oponerse a la morigeración, la fiscal recordó que Urquiza fue procesado por falsificación ideológica al determinarse a través de las pericias que el arma que quedó junto al cuerpo de la víctima fue plantada, que las garantías ofrecidas en su momento fueron evaluadas como insuficientes (dos de las cuatro no se presentaron), recalcó la gravedad del delito y la pena en expectativa.

En esas condiciones y luego de escuchar los planteos, el juez pasó a un cuarto intermedio para estudiar el caso. Al otro día, en una nueva audiencia y en presencia del acusado dio conocer su resolución, a través de la cual autorizó la prisión domiciliaria de Urquiza.

Fuente: La Capital

Comentarios