Policiales
Martes 14 de Julio de 2015

Dos albañiles tuvieron sexo en un motel e intentaron robar un plasma

Dos hombres fueron detenidos cuando salían de un hotel alojamiento de la capital de Santiago del Estero llevándose un plasma de 32 pulgadas que estaba colgado en la habitación donde tuvieron sexo.
Los hombres, ambos albañiles, ingresaron en una de las habitaciones de un hotel alojamiento de inmediaciones de las Avenidas Aguirre y Solís alrededor de las seis de la tarde del domingo.
La pareja que se movilizaban en una motocicleta no llamó la atención de los empleados del hotel ya que hasta allí no eran más que unos "tortolitos" que buscaban pasar dos horas en un lugar  íntimo.
Tampoco llamó la atención que llegaran cargando un objeto de gran tamaño envuelto con una bolsa de consorcio negra.
Los empleados del motel pensaron que estuvieron trabajando o de compras por la zona y vieron la posibilidad de estrechar la relación sentimental que los une desde hace poco tiempo, según Nuevo Diario Web de Santiago del Estero.
Tras cumplir con el turno, los hombres pusieron marcha el rodado y trataron de salir del establecimiento, sin embargo, la dueña del motel advirtió que, en lugar del objeto con el que habían llegado, los hombres se llevaban el plasma de 32 pulgadas de la habitación.
La mujer cerró el portón de ingreso y evitó que salieran y llamó a su hermano, un policía, que arribó prontamente al lugar con otro familiar.
El uniformado los inmovilizó y comprobó efectivamente que llevaban el televisor.
El hecho generó la intervención de la Comisaría 45ª, del Departamento de Seguridad Ciudadana Nº 3 Zona Sur y de la División Delitos Comunes, que se hizo cargo del procedimiento.
Los sospechosos fueron identificados como Hernán Darío Olivera de 25 años, domiciliado en Calle 222 y Absalón Ibarra del barrio 8 de Abril, y Lucas Sebastián Chaparro, de 32, de Saavedra al 500 del citado complejo habitacional.
Los policías sospechan que el robo fue planeado ya que en la bolsa habían llevado una madera de similares dimensiones del plasma la que dejaron en la habitación luego de cambiarla por el aparato.
Los investigadores de Delitos Comunes realizaron pericias en la motocicleta Honda Biz blanca en la que se movilizaban comprobando que tenían pedido de secuestro desde hace dos semanas a requerimiento de la Comisaría 1ª.
El rodado había sido sustraído a una empleada de comercio, identificada como Cintia Lorena González, mientras se encontraba estacionado en un patio de un inmueble de inmediaciones de Libertad y La Plata.
Justamente, en ese lugar, días antes del hurto, los acusados habían estado realizando trabajos de albañilería.
 

Comentarios