Policiales
Martes 07 de Febrero de 2017

Dos policías de la URI fueron procesados por venta de drogas

Así lo dispuso el juez federal Aldo Alurralde. Los uniformados formaban parte de una red de distribuidores de droga con asiento en Santa Fe y anclaje en Reconquista

Dos policías de la Sección Investigaciones de la Unidad Regional I y un traficante de Santa Fe fueron procesados con prisión preventiva por el juez federal de Reconquista, Aldo Alurralde, en la causa que investiga una red de distribución de cocaína con asiento en la ciudad de Santa Fe y anclaje en el norte provincial.

La resolución, a la que tuvo acceso Diario UNO, revela que los agentes policiales Gustavo Miguel Gribaldo, alias "Pelado" y Walter Ariel Bustos, alias "Gordo", formaron parte de un clan encargado de comercializar cocaína en kioscos de venta de droga de Santa Fe y la ciudad de Reconquista. La banda además contaba con un tercero, Carlos Arce, apodado "Anteojito", quien se encargaba de distribuir y buscar nuevos clientes.
Embed

La línea ascendente
La pesquisa tuvo su origen en 2014, cuando la Subdelegación de la Policía Federal de Reconquista inició una serie de actuaciones sobre un importante distribuidor de cocaína de la ciudad cabecera del departamento General Obligado. Allí, y siguiendo con la línea ascendente del tráfico de drogas, se estableció que el proveedor era un hombre de la capital provincial: "Anteojito" Arce y su concubina, Romina Andrea S. Los dos en varias oportunidades habían transportado, ómnibus por medio, estupefacientes desde Santa Fe hasta Reconquista.
Una vez intervenida la línea telefónica del presunto traficante, los pesquisas detectaron que el principal líder de la asociación ilícita no era "Anteojito", sino que detrás de él había dos efectivos policiales de la UR I La Capital, "Pelado" y el "Gordo", miembros de la Brigada de Investigaciones. Estos tenían participación activa en el negocio y hasta sería el propio "Pelado" quien se encargaba de cobrar la "cuota" mensual a varios distribuidores de droga "con el fin de darles protección y no ser investigados en una eventual causa judicial".
narcocops2
Atrapados. Uno de los detenidos, al momento de ser identificado. En ese procedimiento surgió que uno de ellos era un suboficial en actividad de la Policía de Santa Fe.
Atrapados. Uno de los detenidos, al momento de ser identificado. En ese procedimiento surgió que uno de ellos era un suboficial en actividad de la Policía de Santa Fe.

Acción silenciosa
Tras cotejar ciertos nombres, efectivos de la Federal de Santa Fe y Reconquista, bajo la instrucción de la fiscala federal Viviana Bruno Campaña, iniciaron una serie de actuaciones de manera silenciosa sin dar aviso a la fuerza provincial ya que podrían "filtrarse datos" y así entorpecer la investigación.

Con el correr de los días, el 21 de septiembre del 2016, pesquisas de la Federal de Reconquista arribaron a la capital provincial para realizar un trabajo de campo. Fue en ese mismo viaje cuando lograron dar con el "Gordo" y "Anteojito" en pleno "pasamano" de droga.
Los dos habían concretado un encuentro en calle Arzeno al 7100 de barrio San Martín. "Anteojito", acompañado por su pareja, Romina Andrea S., llegó en un Chevrolet Corsa color gris con $30.000. Mientras que su socio, "Gordo", arribó al lugar pautado en un Fiat Uno rojo, con cocaína (250 gramos), una mochila, su pistola 9 milímetros reglamentaria y un chaleco de la fuerza con la insignia"Investigaciones-URI-La Capital".
Embed

Los tres fueron interceptados por los federales y detenidos de manera inmediata. Posteriormente fueron trasladados hacia la ciudad de Reconquista, donde fueron puestos a disposición del juez Alurralde y la fiscala Bruno Campaña.

En tanto, seis días después de haber sido detenidos sus socios, el sindicado líder de la organización, Gustavo Miguel G., alias "Pelado", se entregó en el Juzgado Federal de Reconquista, donde se dispuso la detención.

Tenían más
La Justicia federal de Reconquista avanzó aún más, ya que dispuso una serie de allanamientos en los domicilios de las personas investigadas. Uno de ellos, tuvo lugar en la vivienda del "Gordo" –Javier de la Rosa 5700 en Santa Fe–, donde la policía secuestró otros 207 gramos de cocaína de alta pureza, seis gorras de la fuerza, un celular y una máquina para contar dinero. Por su parte, en el domicilio de "Anteojito" Arce y su pareja –Maletti al 2400 de Santo Tomé– no se halló droga pero sí varios elementos que sembraron sospecha: una balanza de precisión, celulares y varios chips de teléfono.
Embed

Camino al juicio
Cinco meses después de aquel desbarate, el juez federal Alurralde dictó el procesamiento el pasado 1 de febrero para tres de los cuatro detenidos en septiembre del 2016. En este sentido, le atribuyó al "Pelado" Gribaldo y al "Gordo" Bustos el delito de "comercialización de estupefacientes agravada por la pluralidad de agentes organizados para la consumación y además con la agravante de ser funcionario público encargado de la prevención o persecución del delito de tráfico de estupefacientes".

Por su parte, "Anteojito" fue procesado por "comercialización de estupefacientes agravada por la pluralidad de agentes organizados para la consumación", mientras que su pareja quedó en libertad.
La causa sigue abierta ya que se intenta dar con un narco oriundo de Reconquista que comercializaba la droga en la ciudad norteña. El mismo es intensamente buscado y ya se libró el pedido de captura nacional e internacional.

Comentarios