Ovación
Martes 22 de Diciembre de 2015

Duras sanciones tras los incidentes en la Liga Nacional

El Tribunal de Disciplina de la Asociación de Clubes castigó con las penas máximas a Sergio Hernández, Leonardo Gutiérrez y Roquez Johnson tras los incidentes en el partido entre Peñarol y San Lorenzo.

El Tribunal de Disciplina de la Asociación de Clubes decidió castigar este martes con las penas máximas a Sergio Hernández, Leonardo Gutiérrez y Roquez Johnson tras los incidentes registrados en el partido entre Peñarol y San Lorenzo, por la Liga Nacional de Básquet.
El organismo castigó con cuatro partidos de suspensión al histórico jugador argentino, al tiempo que al estadounidense se le aplicó idéntica sanción.
Ambos tendrán una multa económica, pero la de Gutiérrez será superior por haber sido reincidente.
A su vez, Hernández -DT de Peñarol y de la Selección argentina- fue castigado con cuatro juegos de suspensión y una dura multa ya que el Tribunal entendió que por su función "debió tratar de apaciguar los ánimos y no exacerbarlos".
El organismo valoró el reconocimiento del hecho y las disculpas públicas del "Oveja" minutos después de los incidentes, pero entendió que no son argumentos "para disminuir la sanción aplicada".
En tanto, el Tribunal archivó el caso para los jugadores Nicolás Aguirre, Fabián Sahdi, Alejandro Diez, Jimmy Baxter, Wally Judge y Anthony Young.
Si bien todos ellos ingresaron al rectángulo de juego sin autorización, se resolvió no castigarlos porque su accionar colaboró para que incidente no pasara a mayores.
Luego de dos faltas antideportivas de Leo Gutiérrez al extranjero Roquez Johnson, el ala pivote de San Lorenzo reaccionó con un fuerte empujón al ex jugador de la selección nacional.
Entonces, Hernández ingresó como un misil en la cancha dispuesto a agredir a Johnson, aunque para su fortuna, jugadores propios y ajenos lo contuvieron.
Fueron nueve los expulsados, entre ellos, Gutiérrez, Johnson, Nicolás Aguirre, el propio Hernández, además de cinco jugadores de Peñarol que entraron en el campo de juego sin autorización de los jueces.

Comentarios