Economía
Domingo 05 de Abril de 2015

El gobierno fija nueva estrategia monetaria

 El dólar oficial sólo se incrementa el 1 por ciento por mes, la inflación se estanca en el 2 por ciento mensual, y el dólar blue se derrite ante la falta de consumo, caída de ventas y encarecimiento del crédito bancario

El gobierno ingresó en un escenario no deseado. El dólar oficial sólo se incrementa el 1 por ciento por mes, la inflación se estanca en el 2 por ciento mensual, y el dólar blue se derrite ante la falta de consumo, caída de ventas y encarecimiento del crédito bancario. Con este panorama, sería difícil ganar las elecciones presidenciales.

En las últimas semanas, el gobierno nacional —lejos de absorber pesos del mercado— comenzó a inyectar pesos a la economía, dejando atrás el fantasma de la inflación y el dólar blue. Probablemente habrán considerado que esos problemas no serían tan relevantes como enfrentar una dura recesión.

La devaluación de Brasil, como la del resto de los países de América latina, deja al peso argentino con una gran revaluación. Ni hablar si se lo compara con el euro, que pasó de 1,40 a 1,08 en pocos meses. A esto hay que sumarle, que en los países mencionados la tasa de interés e inflación son de un digito y en Europa la tasa es del 0 por ciento anual.

En el primer trimestre del año el gobierno no ganó reservas, pero comenzó a dejar más pesos en la economía. Todo parece indicar que la estrategia del segundo trimestre, es muy distinta.

El segundo trimestre del año es el mejor de la economía argentina ya que ingresan dólares de la exportación y la recaudación tributaria alcanza su récord anual. Sin embargo, horrores en materia de política economía podrían transformar estos meses por venir en una verdadera pesadilla.

En el campo el trigo le sale por las orejas a los productores pero el gobierno no libera la exportación del producto. El dólar oficial se devalúa a un ritmo del 1 por ciento mensual, cuando en el resto de la región la devaluación tiene un ritmo mucho más elevado. La tasa de interés se ubica en torno del 29 por ciento anual, lo que atenta contra cualquier proyecto productivo. No hay crédito, y si lo consigue, la tasa es usuraria.

En este contexto, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) comenzó a inyectar pesos a la economía. Esto traerá como consecuencia más actividad económica, con suba de precios, y deslizamiento en el precio del dólar blue.

¿En que invertir en este escenario?

En primer lugar, no invertir en bonos nominados en pesos ya que la inflación esperada puede superar la tasa de interés. En plazo fijo en pesos, mucho menos.

En segundo lugar, buscar activos dolarizados, como es el caso de los bonos de la deuda pública. Se volvió a desarbitrar el Bonar 2017, ya que si se invierte $1.192 y se compra un bono equivalente a u$s 98,50. Este bono paga un interés de u$s 7 al año, la primera renta la paga el 17 de abril, por ende, se invierte y pronto se puede obtener u$s 3,50. Es la mejor opción de abril. Además en 2017 devuelven u$s100.

En tercer lugar si va a buscar acciones hay que decir que como los bancos ya subieron demasiado, es tiempo de las petroleras. Activos dolarizados y un precio de petróleo que está en un piso, en torno de los u$s 47 el barril. Llevar algo de YPF no estaría mal. Cresud a $ 16,45 es una buena opción, y TGLT subió a $ 10,80, lo que avala el buen momento de la construcción.

En cuarto lugar, si no quiere acciones, puede comprar propiedades en pozo que se están vendiendo desde $ 20.000 el metro cuadrado, dependiendo calidad, metros cuadrados, ubicación y marca. Se pueden comprar entre 36 y 72 meses, vía ajuste de la construcción, si se paga de contado pagan el alquiler hasta la entrega. Ofertas no faltan.

En quinto lugar, no hay que descartar un viaje al exterior. Se están agotando los pasajes de cara a los próximos meses. Un tipo de cambio sobrevaluado, la baja de precios internacionales por la caída en el precio del petróleo, un euro muy devaluado contra el dólar, dispara el turismo hacia el viejo continente. Estados Unidos se encarece en este escenario. Daría la impresión que pasó el tiempo de viajar a Estados Unidos, hay que buscar otros destinos.

BONUS TRACK BRASIL. El gobierno de Brasil sigue con profundas dificultades económicas. Se comenzó con un fuerte proceso de venta de activos en manos del Estado para cumplir las metas de déficit fiscal. El real contra el dólar sigue en torno de 3,20, con amplias posibilidades de una recuperación a 3,50 por dólar. Si bien el país está en el trimestre de mayores exportaciones de Brasil, y liquidez de divisas, los problemas son crecientes, y la imagen de la presidenta Dilma Rousseff sigue en baja.

En la Argentina, ante un escenario de déficit fiscal creciente, no se toma ninguna medida para achicar la brecha entre gastos e ingresos. Si a esto se le suma que el país no cuenta con crédito internacional, el escenario de inflación y suba del dólar blue sigue vigente. Hoy el dólar blue está en $12,60 y el dólar turismo en $12, cuando ambos dólares tienen precio parecido, no caben dudas de que viene la recuperación del blue. Sin embargo, desde esta columna seguimos recomendando comprar activos, y no dólar blue, ya que el probable cambio de gobierno podría hacer revalorizar nuestra moneda a futuro. En este caso se ganará más con activos que con billetes.