Concejo
Jueves 07 de Julio de 2016

Ediles no quieren "la reconstrucción de la desidia"

Los concejales justicialistas Alejandra Obeid y Juan Carlos Cesoni argumentaron por qué no están a favor del endeudamiento que pidió el intendente y lo acusaron de subejecutar los presupuestos de obras

Los concejales justicialistas Alejandra Obeid y Juan Carlos Cesoni realizaron un análisis de los últimos años de la gestión radical en la Municipalidad en función de las duras declaraciones del intendente José Corral sobre la respuesta del Concejo a su pedido de endeudamiento para poder costear distintas obras.
"El intendente envió el pasado 5 de mayo un mensaje al Concejo Municipal en el que pide al cuerpo autorización para contraer deuda por 82 millones de pesos, monto que sería utilizado en función de la reconstrucción de la ciudad. Según expresa el mensaje del Ejecutivo, ese pedido de empréstito es «indispensable para avanzar en la mejora de la red vial, tan castigada por las lluvias que en los últimos tiempos azotaron la capital santafesina»", remarcaron los ediles en un comunicado.
Y plantearon la necesidad de repasar los últimos años de gestión radical al frente del municipio para analizar "una situación alarmante en relación a la manera en que se subejecutó presupuesto genuino de la ciudad desde el año 2012 a la fecha". Según marcaron los representantes del bloque del Partido Justicialista, "la información arroja un dato crudo: en los últimos cuatro años se subejecutaron 349 millones de pesos que, desde luego, fueron en detrimento de la obra pública municipal. Solo en el Programa de Mejora de la Red Vial se dejaron de gastar 167.914.227 pesos, el doble de lo que solicita hoy el intendente".
Los concejales marcaron que subejecutar presupuesto "no es otra cosa que dejar de gastar dinero que había sido previamente aprobado para obra pública, utilizándolo para gastos corrientes. No implica, entonces, una situación de ahorro o racionalización de los recursos por parte del Ejecutivo, más bien es preciso hablar de un redireccionamiento de los mismos, siendo esa una decisión que se toma en forma unilateral y desconociendo decisiones del Concejo Municipal, órgano al que hoy le solicita acompañamiento".
En ese sentido Obeid y Cesoni detallaron que en 2012, de 110 millones de pesos presupuestados para obra pública se ejecutaron solo 70 millones; en el 2013, se ejecutaron solo 140 millones de pesos siendo que el presupuesto previsto era de 163 millones; en el 2014, de los 278 millones de pesos presupuestados se ejecutaron solo 194 millones, y en el último período que comprende al año 2015 solo 282 millones de pesos de los 450 millones presupuestados para obra pública.
"De estos números se desprende que la necesidad de reconstruir la ciudad no parece ser consecuencia directa de las inclemencias climáticas, más bien deja entrever un escenario de desinversión sistemática por parte del Ejecutivo Municipal. De igual forma, nada tiene esto que ver con la tan mentada racionalización de los recursos municipales de la que siempre nos habla el intendente", coincidieron los ediles.
Y continuaron: "Del latín reconstruere, reconstruir significa construir de nuevo. Si se hubieran escuchado las demandas que los vecinos de la ciudad vienen haciendo hace más de ocho años en materia de obra pública, no solo resultaría innecesario tomar deuda por 82 millones de pesos, también sería descabellado pensar en la necesidad de reconstruir una ciudad que, por lo visto, se destruyó al calor de una sistemática falta de inversión".
Finalmente analizaron que "la cuestión de la obra pública resulta paradigmática en el discurso del intendente. Habiéndose ejecutado tan solo el 64 por ciento de lo presupuestado en la materia, los 349 millones de pesos superan ampliamente el monto por el cual pretende endeudarse el municipio. En contrapartida, los gastos corrientes sí se han sobreejecutado en los últimos cuatro años, por un monto que supera los 580 millones de pesos".
Y cerraron indicando: "No se trata de poner en tela de juicio la necesidad de realizar obras que mejoren la calidad de vida de los vecinos. Ocurre que el antecedente expuesto genera que se termine por legitimar una nueva reconstrucción de la desidia en la capital de la provincia".

Comentarios