Educación
Viernes 16 de Septiembre de 2016

El 18 de octubre se realizará la evaluación nacional

Alcanzará a 1.400.000 alumnos argentinos. En la provincia, serán cerca de 100.000 y se pagará la tarea a los docentes y directivos

Luego de consensuar con las distintas provincias en el Consejo Federal de Educación, el gobierno nacional anunció que el 18 y el 19 de octubre se realizará en todo el país el Operativo Nacional de Evaluación Aprender. El mismo alcanzará a 1.400.000 chicos y chicas del territorio argentino, y en Santa Fe particularmente involucrará a 101.000 estudiantes y 2.419 escuelas.
La evaluación tendrá carácter de obligatoriedad para los estudiantes que participen, y para el resto se suspenderán las clases durante esos días. De la prueba participará una muestra representativa de alumnos de tercer grado de primaria, y de segundo año de la secundaria. En tanto, se realizará un censo de estudiantes de sexto grado de primaria y quinto de la secundaria.
La evaluación se tomará en un solo día para primaria y segundo y tercer año de secundaria (18 de octubre), y se realizará en dos jornadas para quinto año (18 y 19 de octubre). A su vez, está previsto que participen 1.767 veedores y 3.184 aplicadores para el nivel primario y 884 veedores y 1.830 aplicadores para nivel secundario.
En su paso por la ciudad, en función de anunciar la jornada, la secretaria de Evaluación Educativa de la Nación, Elena Duro, destacó que se trata del "dispositivo de evaluación de aprendizajes, en términos de magnitud, más grande que se ha hecho en el sistema educativo, desde la creación en 1993 del operativo nacional de evaluación".
"Es una prueba masiva y estandarizada de las mismas características, en términos generales, a lo que se venía planteando en años anteriores. Hemos tenido que hacer algunos ajustes en acuerdos con las 24 jurisdicciones, debido fundamentalmente a actualizar el cuestionario complementario de factores asociados al aprendizaje escolar que es un insumo que complementa muy bien lo que es un dato frío", explicó.
En esa dirección, afirmó que si bien una evaluación es siempre un recorte de una realidad mucho más compleja, la obtenida será una información relevante, sustantiva y necesaria.
"No se puede conducir un sistema educativo sin tener una base sólida, confiable y válida para poder obtener información y tomar decisiones", indicó. En relación a los cambios que se introducirán en la evaluación, con respecto a anteriores instancias, destacó que será la vez primera en la que se contará con "la riqueza de hacer participar a la comunidad educativa".
"Porque por primera vez los aplicadores y los veedores van a ser docentes del sistema educativo. Esto es porque sabemos de la lejanía que suelen tener las pruebas masivas y estandarizadas para las escuelas", manifestó la funcionaria. Acto seguido agregó que el involucramiento de los maestros en el operativo permitirá que los alumnos se sientan más cómodos, y a que no haya "gente que no conozca la idiosincrasia de los chicos, ni las características de las escuelas".
"Cumpliendo con estándares internacionales, hice todas las consultas y podían ser docentes, por supuesto, pero no podía ser el aplicador de la misma escuela. Entonces, ese es el motivo por el cual acordamos con los ministros de las 24 provincias que los docentes y las unidades de evaluación pudieran trasladarse a la escuela más próxima", puntualizó.

Comentarios