santafe
Jueves 14 de Abril de 2016

El 50% del área productiva de la provincia está afectada por el agua

Lo afirmó el ministro de la Producción, Luis Contigiani. Además, en el marco de la reunión de la Comisión de Emergencia Agropecuaria, dijo que “la lechería está renegando contra la burocracia y algunas indefiniciones del gobierno nacional”. 

Luego de la reunión de la Comisión de Emergencia Agropecuaria que se llevó a cabo en la sede de la Sociedad Rural de Santa Fe, el ministro de la Producción Luis Contigiani sostuvo que la conclusión más importante consistió en evaluar la posibilidad de extender la declaración de emergencia y desastre a todas las regiones y distritos afectados. Lo que resta definir, cuestión en la que se avanzará el lunes en una reunión técnica, es si se va a hacer sobre el decreto en vigencia que ya está homologado por Nación y que vence a fines de abril, o si se hará a través de un nuevo decreto del gobernador.

“Entre el nuevo decreto y el actual podría haber una posibilidad jurídica que permita declarar la emergencia y desastre en los principales departamentos de la provincia y no perder la homologación. Pero el espíritu y la decisión es la declaración de emergencia y desastre”, explicó.
Para Contigiani, actualmente la provincia, producto de las lluvias y de los elevados niveles de los ríos, “enfrenta una situación productiva, técnica, social y humana muy crítica y difícil”. En esta línea resaltó que los departamentos del centro, en especial Castellanos están viviendo duros momentos que envuelven también a las poblaciones urbanas.

“El panorama es muy crítico por dos razones, no solo por el evento extraordinario (El Niño) que viene golpeando desde diciembre, sino también porque esta coyuntura se da en un contexto de crisis que arrastraban muchos sectores productivos”, remarcó.
•LEER MÁS: Solicitarán $30 millones a Nación para municipios y comunas​
El impacto

En el encuentro de la Comisión de Emergencia se pusieron sobre la mesa de discusión las realidades que enfrentan los distintos sectores productivos, y en esa dirección, el ministro dijo que aún no se pueden hacer estimaciones en torno al perjuicio económico que la crisis hídrica ha generado, pero a modo de ejemplo sostuvo que en la lechería hay una caída del 50% de producción. A su vez, en agricultura, fundamentalmente en la zona sojera, hay una situación de stand by, con la preocupación de cada hora, y cada día que pasa puede complicar al 85% sin recolectar.
En tanto, sobre el arroz, que también viene con rentabilidad negativa de arrastre, el agua no permitió terminar la cosecha y quedó entre un 10% y un 5% sin levantar. Además hay grandes pérdidas en los sectores ganadero, hortícola, en el sorgo, en la alfalfa, en pasturas, y una gran preocupación porque lo que llega es el invierno.
“Hay una superficie global en Santa Fe de siete millones de hectáreas impactadas por este evento y eso es más del 50% de los 13 millones, incluidas las islas que tiene la provincia de Santa Fe”, graficó el funcionario.
•LEER MÁS: Este jueves analizarán la extensión de la emergencia agropecuaria​
Teléfono para Nación

En referencia a la lechería, Contigiani señaló que “se está renegando contra la burocracia y algunas indefiniciones del gobierno nacional para que permitan destrabar una línea financiera de 300 millones con tasa subsidiada para el sector”, y agregó: “Lo que pedimos ayer enfáticamente al gobierno nacional es que por favor transfiera más rápido y en forma inmediata los 50 centavos por litro de leche a cada productor”, enfatizó.
•LEER MÁS: Los tamberos piden a la Casa Rosada medidas de emergencia​
Prorrogar el aumento de EPE

Por último, el funcionario comentó que desde el Ministerio se está tramitando con la Empresa Provincial de la Energía para que el último aumento en la tarifa sea progresivo para el sector tambero. “Estamos queriendo llevarlo a 10 meses, se trata de diferir en forma mensual el aumento para que se haga en forma escalonada”, indicó.

Napas altas, lluvias y elevados niveles de los ríos
En tren de tomar dimensión del problema que enfrenta la ciudad, el concejal Leonardo Simoniello compartió un gráfico que intenta explicar la implicancia de las lluvias, las napas altas y los niveles de los ríos en el funcionamiento del sistema hídrico de la ciudad.
“El esquema que comparto representa un corte transversal del anillo formado por las defensas de Colastiné y Rincón. Los terraplenes nos defienden de las crecidas tanto de la laguna Setúbal como del Ubajay, pero significan también la obstrucción al natural escurrimiento por gravedad de las precipitaciones”, explicó el edil.
“Las estaciones de bombeo son las que deben sacar el agua mecánicamente. Mientras tanto, al mantener el río un sostenido pico desde hace meses, se produce, por vasos comunicantes el aumento de las napas freáticas, lo que genera los anegamientos en las zonas bajas de la parte interior del terraplén”, prosiguió. 
“Podemos inferir que luego de que pasen las lluvias, el proceso de recuperación será bastante más lento que el de descenso del río, manteniéndose consecuencias importantes tanto en la situación de las calles como en el sistema sanitario”, concluyó.

Coqui Toum / jorge.toum@uno.com.ar

Comentarios