santafe
Sábado 14 de Mayo de 2016

El 50% de las llamadas al servicio de emergencia no son urgencias

Según datos aportados por el subsecretario de emergencias médicas conocido como el 107.  De las 6.300 llamadas en el primer trimestre del año, la mitad eran bromas o falsas alertas. 

En los primeros tres meses del año, el servicio de Emergencias y Traslados provincial, más conocido como el 107, recibió 6.302 llamados en la ciudad de Santa Fe. De ese total, el 50% corresponde a eventos no registrados. Esto significa que la mitad corresponde a comunicaciones por urgencias que luego terminan no siendo tales, o por bromas y emergencias falsas.
“Es cuando llaman por un accidente y cuando llegamos al lugar, el accidente no está, o por una emergencia, y en realidad se trata de una broma, o nos trasladamos a un lugar y el evento es de una menor cuantía”, explicó a Diario UNO el subsecretario de Emergencias y Traslados, Francisco Sánchez Guerra.
“Las llamadas que son en vano o que no son urgencias, yo las separo en dos grupos: las bromas, que son graves, y que son casi criminales; y el otro grupo que corresponde a las urgencias que terminan siendo en realidad problemas leves”, añadió. 
En ese sentido, sostuvo que se debe trabajar en educar a la población ya que muchas veces los ciudadanos califican algunos sucesos como muy graves, y se termina activando el sistema de emergencias, cuando en realidad no lo ameritaba.
“Estamos trabajando en optimizar el recurso de registro de estos datos, para poder hacer educación, y poder hablar con la población y trabajar en forma prospectiva”, explicó.
Contó además que en la búsqueda para optimizar y disminuir el porcentaje de eventos no registrados, se está trabajando con las fuerzas policiales en su etapa formativa. 
“Tenemos que buscar la forma de mejorar esto. Porque, por lo general los policías son los primeros que llegan al lugar del hecho y conocen cómo se trabaja, cómo es el registro de datos. Pueden además decir si la persona está sentada en el cordón y está tranquila esperando la ambulancia, y que no es lo mismo que nos digan que no se la puede movilizar y está sangrando. Entonces así hay alguien que puede ayudar hasta que arribe la unidad de emergencia”, reflejó. 
En ese orden de cosas, Sánchez Guerra planteó que no es lo mismo trasladar una unidad de emergencia por un código rojo, pasando semáforos con las sirenas prendidas y poniendo en riesgo la vida de terceros, y de los tripulantes de la ambulancia, que enviar una unidad con la premura propia de una emergencia, pero respetando las leyes de tránsito para llegar a dar contención a una persona golpeada.
Accidentes de tránsito
De las 6.302 llamadas que se registraron en el Servicio de Emergencias entre enero y marzo, 1.250, es decir cerca del 20% corresponden a atenciones relacionadas con incidentes viales. En esa línea, Sánchez Guerra que anteriormente fue director del Hospital Cullen sostuvo que la problemática es preocupante e hizo hincapié en la prevención.“Si lográramos evitar accidentes, disminuiría sustancialmente la consulta por guardia en el hospital, y con las emergencias se repite lo mismo”, manifestó. 
 Destacó además que de lograr reducir la cantidad de accidentes de tránsito mediante la prevención, se conseguiría optimizar los servicios, y esto redundaría en mejor tiempo de arribo al lugar de una emergencia, y con los recursos con los que se cuenta actualmente se podría dar una respuesta más óptima. 
“Disminuyendo la cantidad de accidentes se puede optimizar la respuesta de los servicios de emergencia, el hospital recibe menos gente, el Estado eroga menos, nuestra atención es de mejor calidad porque mejoran los tiempos, y la población se ve beneficiada porque se evita un terrible flagelo en el que muchas veces la recuperación continúa durante años”, expresó.
Llamadas por hechos policiales
Si bien, los números acerca de los hechos de violencia en la ciudad son alarmantes, y ubican a Santa Fe al tope de los rankings nacionales, esto no se traduce directamente en el número de traslados que realizan las ambulancias.
“El total que se refiere a hechos policiales llega al 5%. Es un porcentaje muy bajo, y los accidentes de tránsito están superando esta casuística. Lo policial vende más al momento de mostrar lo mal que estamos, pero ahora el accidente de tránsito es algo prevenible. Se podrían bajar estos porcentajes y optimizar recursos de las emergencias”, indicó.
El resto, traslados programados
Dentro del sistema de emergencias, hay una estructura armada para el traslado programado de pacientes que representa el porcentaje restante de las atenciones que se realizan. 
“Cuando hay un estudio pedido, una tomografía, una resonancia de un hospital a otro, un paciente que de una forma acordada tiene que ir de su casa a un efector, lo manejamos nosotros. Son traslados con médicos que también hacemos, y eso en este trimestre representó un 25%”, puntualizó el funcionario.
Coqui Toum / Diario UNO
 

Comentarios