Santa Fe
Lunes 15 de Agosto de 2016

El 65% de los garajes de la ciudad tienen las veredas rotas

El Concejo aprobó un proyecto para que el municipio intime a los dueños de cocheras a mantener las aceras

El Concejo Municipal aprobó en la última sesión del pasado jueves un pedido presentado por Mariano Cejas (FPCyS - UCR) para que el municipio intime a los propietarios de playas de estacionamientos, cocheras con fines comerciales y comercios que posean ingresos para vehículos, a cumplir con la ordenanza 7275, que los obliga a mantener las veredas en óptimas condiciones de transitabilidad. Según indica la resolución, la regularización de esta situación deberá realizarse en un plazo máximo de 60 días.
Como lo indica un relevamiento propio, dentro del micro y macrocentro existen alrededor de 110 cocheras o playas de estacionamiento, de las cuales casi un 65% tienen las veredas en mal estado debido a la constante circulación vehicular y a la falta de mantenimiento por parte de los frentistas.
El proyecto pretende mejorar la calidad en relación a la movilidad peatonal y fomentar el cuidado de los espacios públicos de la ciudad. "Más allá de las obligaciones que deben cumplir todos los frentistas respecto al cuidado y mantenimiento de sus veredas, como funcionarios públicos debemos garantizar la accesibilidad y seguridad, y lograr una ciudad más ordenada, cuidada y atractiva", aseguró el autor de la iniciativa. "El centro de la ciudad es una de las áreas con mayor circulación de personas, muchas de ellas familias con chicos pequeños o cochecitos para bebés, ancianos y personas con discapacidad, que sufren al transitar el deterioro y el mal estado de estas veredas", agregó Cejas.

La normativa
El reglamento de Edificaciones Privadas indica que para los casos de deterioro o ruptura de veredas se deberá tener las causas del deterioro y plazos de reparación. Si la calzada es destruida por trabajos de la Municipalidad, empresas de servicios públicos o autorizados, será efectuado el cierre provisorio, y el definitivo en un plazo no mayor de tres días corridos por parte de quien realizó los trabajos. Si la vereda fuera destruida por raíces de árboles, la Municipalidad efectuará la reparación del solado afectado.
Pero si una vereda está deteriorada por otras causas, la normativa vigente indica que deberá ser reparada por el propietario frentista en un lapso no mayor de diez días corridos, a partir de la fecha de intimación.

Comentarios