Homicidio
Martes 27 de Septiembre de 2016

El agente de la Comunitaria que mató a un joven quedó preso

Se trata César R., quien fue imputado por el crimen de Jonatan Tula ocurrido el 21 de septiembre

A una semana del asesinato de Jonatan Tula de un disparo en la cabeza, su principal imputado, César Nahuel R. (22), transitará el camino al juicio bajo la medida cautelar de prisión preventiva. La orden de encierro para el funcionario, que presta servicios en la Policía Comunitaria de Rafaela, estuvo a cargo del juez de la primera instancia, Héctor Candioti, en una audiencia realizada en la mañana de este martes en la Sala 2 de Tribunales.

Embed

El pedido fue solicitado por el fiscal de homicidios, Jorge Nessier, quien acusó al miembro de la fuerza de haber dado muerte intencionalmente con un arma de fuego al joven Tula de 20 años, el pasado 21 de septiembre en la esquina de Aguado y Regimiento 12 de Infantería de barrio Las Flores II. Además le atribuyó haber herido en la zona nasal a Juan Manuel Benítez (42) el cual recibió un proyectil que habría salido de la misma arma reglamentaria que disparó el imputado. Por su parte la defensa, a cargo de los abogados Martín Risso Patrón y María Celeste Roa Hertelendi, buscó eludir de responsabilidades al acusado al enmarcar el homicidio en un caso de "legítima defensa".
Embed


Una moto, una corrida y balazos
Por el hecho, fueron entrevistadas cinco personas que presenciaron el suceso a las 23.30 del miércoles 21. El mismo Benítez, la novia del joven Tula, su padre, la pareja actual del imputado y un amigo del mismo. Dentro de las testimoniales de los allegados del fallecido, la novia aclaró que el imputado llegó hasta la esquina de Aguado y Regimiento 12 de Infantería en una motocicleta junto a tres personas y que tras una discusión, Tula comenzó a correr al imputado y este efectuó varios disparos de los cuales uno impactó en el joven de 20. A esta evidencia, Nessier sumó un acta de procedimiento realizada por uniformados del Comando Radioeléctrico que aprehendieron al acusado en cercanías a la zona del hecho.


En legítima defensa
A su turno, el defensor del imputado, Risso Patrón buscó dejar en claro que el hecho que tuvo un desenlace fatal se trató de un acto de legítima defensa. Esta postura surgió luego de que el imputado declaró que aquella noche fue atacado por cuatro hombres que lo golpearon mientras él se dirigía en motocicleta y que por ello sacó su arma reglamentaria –una 9 mm– y disparó. "Él se defendió de la forma que pudo", dijo el letrado.

Embed

En tal sentido, solicitó la libertad para su defendido y que a su vez fije un domicilio seguro, ya que según él, la familia se encuentra amenazada por lo que debió irse del barrio.


Resolución exprés
Luego de una serie de réplicas de las dos partes, el juez Candioti de manera inmediata ordenó la prisión preventiva para el imputado mientras que sus fundamentos serán dados a conocer por escrito.

Embed


Se salvó y es el testigo clave
Dentro de las evidencias presentadas ayer ante el juez Candioti, el fiscal Nessier indicó que se tomó declaración a la otra persona que fue víctima del suceso. Se trata de Juan Manuel Benítez, un hombre que se encontraba a 30 metros de donde murió Tula y que fue alcanzado por el primer disparo que efectuó César Nahuel R., (22) en Aguado y Regimiento 12 de Infantería. El sujeto fue alcanzado por el proyectil, el cual le ingresó por la zona ocular y terminó incrustado en su sien. De milagro, el hombre pudo salvarse y contar lo que sucedió ante la Justicia.

Comentarios