#Destacados2016
Sábado 31 de Diciembre de 2016

El aporte "entre telones" como motor del desarrollo cultural

Pablo y José Ayala son músicos de Santa Fe que hace casi 20 años trabajan en gestión cultural independiente. Este año fueron los ganadores del Premio Proscenio que entregó Diario UNO por su compromiso en el apoyo a los artistas locales. En función de su trayectoria y por haber tenido un año de concreciones, también fueron elegidos como Destacados 2016.

En mayo de 2008 inauguraron el Espacio Artístico Casa de los Ayala, en un sector del inmueble familiar acondicionado para el desarrollo de clases, ensayos y actividades sociales. Desde entonces sumaron apoyos, personas y voluntades para abrir nuevos caminos e impulsar la actividad cultural en la ciudad.

Hace tres años se creó la asociación civil Casa de los Ayala con un claro el objetivo de promover, difundir, financiar, incentivar y generar espacios que posibiliten la concreción de actividades artísticas y culturales en sus diferentes expresiones.

"Fue un año buenísimo. Trabajamos mucho como siempre. Tocamos un montón con todas las propuestas musicales de las que formamos parte como La Gordini e Itatí Barrionuevo. Pero también dedicamos mucho tiempo y esfuerzo a la asociación Casa de los Ayala, con la peña y otras cosas. Sin dudas, la actividad principal fue la peña folklórica familiar que hicimos todos los jueves en el Molino Marconetti", contó José Ayala.

Y su hermano Pablo agregó: "Venimos, por suerte, en una seguidilla de cosas. La asociación hace mucho que está funcionando y, en el último tiempo, empezamos a ver los frutos. Hay muchos proyectos que van avanzando y se materializaron este año".

Los Ayala destacaron que el objetivo para 2017 es profundizar el crecimiento y sacar más discos. "Este año llegamos a los 10 discos, son todas producciones independientes, de artistas santafesinos. Así que vamos a seguir apostando a todo lo que tenemos y la pretensión principal es inaugurar un espacio con más posibilidades que el que ya tenemos", dijo José.

Por su parte, Pablo agregó que quieren encarar el proyecto de un centro cultural propio que pueda ser un espacio de desarrollo de distintas expresiones artísticas. "Es una propuesta ambiciosa pero muy feliz", reconoció. Y destacó que los reconocimientos de UNO "fueron una sorpresa tremenda y muy grata".

Comentarios