Ovación
Domingo 05 de Abril de 2015

El árbitro Delfino y una polémica que marcará la fecha

El juez le dio un penal a Vélez en el partido contra Arsenal. Pero se retractó y admitió su error. ¿Ayudó la TV?

Situación: centro desde la derecha y van Rosero Valencia y Pavone a la pelota. Hay una mano en el aire mientras ambos caen. Germán Delfino da penal y expulsa al jugador de Arsenal por doble amarilla. Todo Arsenal se le va encima. Un buen rato después, y luego de la que la TV repitiera varias veces que la mano fue del 9 local, el ayudante de campo del visitante, el Pato Abbondanzieri, se mete a la cancha. “No fue, no fue”, grita. Trascartón, el árbitro cambia su decisión, cobra tiro libre para Arse, hace reingresar al colombiano y ahora todo el equipo de Liniers se le va encima, con un Miguel Russo desaforado: “No podés, no podés”. Ahora sí ya no habría marcha atrás. Por suerte para el juez, la segunda decisión fue la correcta, y luego hubo un penal de Campos Toro al propio Pavone, que Caraglio convirtió para el 2-1, con el que se apagó el incendio.
 
“Me equivoqué, fui muy desprolijo. Como primero se vinieron encima los jugadores de Arsenal no escuchaba por el intercomunicador lo que mis compañeros me decían, que fue mano de Pavone. Cuando tuve un poco de paz pude hacerlo y revertí la situación. Pido disculpas porque puse nerviosos a todos, pero me voy a dormir tranquilo porque se hizo justicia. Y agradezco a los jugadores de los dos equipos, que después de lo que pasó se dedicaron a jugar y me dejaron dirigir”, se sinceró Delfino ni bien terminó el partido.
 
Será la discusión de la semana. Si el 4º árbitro, que fue el que le indicó el error, vio las imágenes por TV o no, aunque a esta altura el fútbol debe hacerse un replanteo serio sobre el uso de la tecnología. Porque Delfino pudo haber usado un método no legal, pero hizo justicia.
 

Comentarios