Ovación
Domingo 21 de Febrero de 2016

El arquero rojinegro Unsain sufrió la fractura del maxilar en un violento choque con Tevez

El arquero de Newell's se jugó la vida para evitar lo que era la cuarta caída, el Apache se lo llevó puesto y le rompió el maxilar de un rodillazo. Fue reemplazado por Sebastián D'Angelo. Mirá el video.

Ezequiel Unsain no dio seguridad en la defensa leprosa, como todos sus compañeros, pero no hay dudas de que arriesgó con todo lo que tenía para evitar que el arco de Newell’s cayera más veces. Tanto, que en la última jugada del primer tiempo hizo la de Dios para tratar de que la corrida interminable de Carlos Tevez no finalizara en el cuarto gol local. Y lo logró, pero a costa de un rodillazo tremendo del delantero que le fracturó el maxilar inferior. El parte médico del club indicó que se le realizarán nuevos estudios en Rosario y algunas voces indicaron en off que podría ser operado.

Unsain falló en el gol de tiro libre del mismo Tevez, pero a los 26’ se jugó la vida por primera vez a los pies de Palacios, cuando tras recibir una asistencia perfecta del Apache buscó eludirlo para el gol, entonces el tercero. El arquero extendió su pierna derecha y se la punteó justo, quedando golpeado a la altura de la rodilla. Pero pudo continuar.

Sin embargo a los 44’, con Newell’s regalado como en todo el primer tiempo, sucedió lo peor. Tevez se le vino a toda máquina tras un pase al vacío de Gago, solo, y se encontró con que Unsain le puso todo el cuerpo arrodillado para evitar la conquista. El Apache intentó definir por el costado derecho del arquero, pero la pelota rebotó en su estómago y la rodilla izquierda del jugador de Boca, que pareció no poder evitar el impacto, en la mandíbula derecha del uno leproso, que quedó tendido revolcándose de dolor.

No perdió la conciencia pero fue llevado hacia la enfermería porque Boca (un buen ejemplo) tiene un tomógrafo. Ahí se descartó una lesión craneal pero se detectó la fractura del maxilar. Unsain quedó luego en el vestuario y regresaba anoche con el plantel.

La salida del arquero en el entretiempo propició entonces el debut de Sebastián D’Angelo, justamente un ex Boca, que tuvo una salida en falso y sufrió el cuarto gol xeneize, el de Palacios.

Comentarios