Policiales
Lunes 30 de Mayo de 2016

El autor del crimen de Carande pide la revisión de la pena

El defensor de Raúl Sandoval, sentenciado a prisión perpetua por matar a Sergio Carande, apelará la condena. El letrado quiere que los camaristas revean la figura penal por la cual fue declarado culpable por el homicidio del comerciante

Tres meses después de que se dictó la sentencia, el asesinato de Sergio Carande vuelve a tener un nuevo capítulo en la Justicia santafesina. En esta ocasión, la defensa de Raúl Sandoval, quien fue condenado a prisión perpetua por haber matado al comerciante de Bº Candioti en junio del 2013 , pedirá que el fallo sea revisado en la Cámara de Apelaciones. 
 
La audiencia está prevista para este miércoles, en la Sala V del primer piso de tribunales, donde el abogado de Sandoval, Héctor Tallarico, hará una serie de pedidos a los jueces camaristas que integrarán el tribunal: Roberto Prieu Mántaras, Oscar José Burtnik y  Jaquelina Balangione. En oposición estará el abogado querellante, Mauricio Frois, acompañado por la fiscal de cámara, Liliana Lauxman. 
 
No está conforme
La defensa de Sandoval solicitará ante los jueces el cambio de la figura penal con la cual fue condenado el hombre de 37 años que mató a Carande (54) cuando este intentó defenderse de un robo en su propio almacén de Calchines al 1500. En este sentido, Tallarico pedirá que la calificación jurídica cambie a “homicidio en ocasión de robo”  el cual está tipificado en el Art. 165 del Código Penal y tiene una pena que va de los 10 a los 25 años de prisión.  Vale recordar que, actualmente, la condena que purga Sandoval es de “homicidio criminis causae”. 
 
Por otro lado, el defensor particular pedirá también la “nulidad de la constitución de querellantes” ya que, según él, no se respetaron los procedimientos de la ley cuando el abogado Frois –querella de la familia Carande a lo largo del juicio oral y público– se constituyó como representante legal de la víctima. 
 
En contraposición al pedido de Tallarico, Frois confirmó a Diario UNO que desde su parte se pedirá la ratificación de la sentencia dictada por el juez Nisnevich que condenó a Raúl Sandoval a quedar preso. 
 
Un asesino con saña
Sandoval fue condenado el pasado 29 de febrero por un tribunal pluripersonal compuesto por los jueces Norberto S. Nisnevich, María Amalia Mascheroni y Enrique Álvarez, el cual lo declaró culpable por la muerte de Carande y de los delitos de robo agravado por uso de arma de fuego, en grado de tentativa y homicidio criminis causae, todo en concurso real. Además, terminó siendo declarado reincidente por lo cual se le restringió gozar de cualquier tipo de salida asistida.  El hombre fue el único imputado por la muerte del comerciante ya que terminó siendo identificado por la hija de Carande, Ivón, quien presenció el momento en que su padre fue asesinado delante de ella. Aquel testimonio fue fundamental para declararlo culpable a Sandoval, ya que la misma lo miró a los ojos y afirmó que era él quién había matado a su progenitor de un balazo en el abdomen proveniente de un revólver calibre 38. 
 
Reincidente en todo sentido 
La muerte de Carande no fue la primera que se cobró Sandoval en su vida. El 10 de octubre del 2000, asesinó de un disparo –revólver calibre 38– a la altura del tórax  a Leonardo Adrián Alegre de 22 años en la ciudad de Rafaela cuando, junto con su hermano Rafael, quisieron robarle. Dos años después fue juzgado, en un juicio oral y público en los tribunales rafaelinos, a donde se lo condenó a 12 años de prisión por el asesinato.  
 
Tras culminar esa condena, Sandoval llegó a Santa Fe capital y paró en la casa de una novia que tenía. Su libertad le duró poco, ya que el 18 de junio del 2013 volvió a matar a otra persona inocente: Sergio Carande fue su nueva víctima. 
Ignacio Mendoza / ignaciomendoza@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios