Ovación
Sábado 06 de Agosto de 2016

El Cacique del Apertura

Pucará se consagró campeón en el ascenso del Apertura Miguel Baucero, al vencer como visitante a su clásico rival Guadalupe por 2-0, dando un paso grande a Primera. Los goles fueron marcados uno en cada tiempo por Matías Antunez, de penal y Adrián Giménez.

Pucará ganó uno de los clásicos más antiguos de la Liga, al vencer por 2-0 a Sportivo Guadalupe, y de esta manera se quedó con el torneo Apertura Miguel Baucero. Los goles fueron conquistados por Matías Antunez, de penal en la primera parte y en el complemento el artillero Adrián Giménez puso cifras definitivas para que El Cacique conquiste el título tan deseado.
Por su parte, a Don Salvador no le alcanzó con vencer en su casa a El Cadi por 3 (Manuel Esquivel -2- y Mauro Ramírez)-2 (Julián Cañete -2-), ya que debía esperar un triunfo de Guadalupe que no se dio.

La tranquilidad del penal
Guadalupe tomó en cierto sentido las riendas del partido, en los primeros minutos. Un remate de media distancia de Busi que se fue cerca del horizontal y luego Pablo Morgans, a los 8', armó una gran jugada individual, dejando hombres en el camino, remató de zurda y Mathier tapó para impedir el gol del local. Así con esas ganas y enchufado comenzó el elenco de Pato Escher. Pero sobre los 12', una de las figuras de la tarde, César Espinoza, sorprendió con un remate que pasó cerca del ángulo izquierdo de Rosso.
Todo se equilibró de ahí en más, el juego se hizo luchado en el medio, con escasas llegadas y demasiadas faltas, para cortar un juego que comenzó prometiendo, pero con el correr de los minutos se fue cayendo en un pozo. En la media hora de juego, un tiro libre por el sector derecho a favor de la visita, lo encontró a Giménez que cabeceó a colocar, la pelota se metía por el segundo palo y Pablo Morgans que estaba parado en la línea, intentó cabecear, pero la pelota le pegó en el brazo, y el juez de línez, Rodrigo Monzón fue el que cobró el penal, que inmediatamente Franklin, apoyó la decisión del línea dos y cobró la pena máxima, y además le mostró la tarjeta roja al diez de Guadalupe. Matías Antunez puso su experiencia en el remate para asegurar el gol que abrió el partido.

Con Tanque lleno
En el complemento, Pucará manejó el partido a discreción y sobre los 14' fue el artillero Adrián Tanque Giménez que a pura potencia, dejó un hombre en el camino, Rosso tampoco lo pudo contener y tuvo tiempo y distancia para definir con el arco vacío y desatar la alegría de una tribuna de Pucará colmada.
Pocos minutos después, Franklin expulsó al central Nuñez en la visita, y los dos quedaron emparejados en la cancha, pero, ya todo estaba definido, los cambios fueron de compromiso, más allá que Mathier le tapó el descuento a Gandín y sobre los 39' Espinoza exigió a Rosso para volar hacia atrás y sacar el balón por encima del travesaño.
Después Franklin pitó el final y se desató la alegría indescriptible de toda una tribuna, que hizo eco inmediatamente en barrio Transporte, mientras que en la cancha el festejo se volvió locura, en abrazos interminables, con un Mariano Bonzi, que fue bautizado por los jugadores, con agua helada, que tenían de una de una conservadora en el banco de suplentes, mientras dialogaba con la prensa.
Un emocionado José Luis De Santis, presidente de Pucará, que volvió al club para ver al Pucará de sus amores, de esta manera, campeón, un Cacique que se agrandó, que se probó la corona y vio que le quedaba perfecta, tal como lo soñó su presidente. Todo barrio Transporte está de festejo, porque saben que ayer dieron un gran paso a Primera.

Comentarios