informacion_general
Martes 07 de Julio de 2015

El chimichurri argentino llegó a Estados Unidos y ganó un premio

Una joven argentina radicada en Los Ángeles inició un emprendimiento usando una receta familiar. Hoy, el aderezo típico argentino es furor en delis y supermercados. El diario The Guardian destacó el éxito. La receta de Ailín

Ailín de los Santos creció en Los Ángeles con su familia y nunca quiso desprenderse de las tradiciones culinarias argentinas. Así fue que no podía faltar en su mesa un recipiente de chimichurri, con el que combinaba todos los platos, honrando la receta que su padre Elvio había aprendido de su abuelo. Tanto es así, que ella misma describe a este condimento como "un miembro más de su familia".
El chimichurri tenía tan buen sabor que sus amigos y familiares le aconsejaban que lo embotellara para distribuir. Finalmente, en 2013 Ailín renunció a su trabajo y se puso un objetivo: llevar esta receta a las mesas de las familias estadounidenses. Fue así que "Elvio's chimichurri" (en honor a su padre) comenzó a circular por los almacenes.
Aunque el origen de este condimento es incierto, Ailín explica que el nombre proviene del País Vasco, ya que en euskera tximitxurri significa "una mezcla de todo". Y aunque tampoco hay consenso sobre la receta, ya que cada familia tiene la propia, su sabor es incomparable con el de otros aderezos. "Elvio's chimichurri", por ejemplo, es un poco más picante que el tradicional porque en Los Ángeles reina desde siempre la comida picante, pero sin perder el sabor característico".
El "maridaje" por excelencia para el chimichurri es el asado, -que en Estados Unidos sería una barbacoa, pero sin ese carácter de ritual que se le otorga en Argentina-. La periodista Jessica Reed del periódico The Guardian no oculta en su artículo el asombro que le genera la característica popular y tradicional que tienen los asados: desde los más improvisados de los trabajadores de la construcción hasta los más elaborados en el entorno familiar.
Por otro lado, una característica intrínseca de las tradiciones culinarias argentinas es la experiencia comunitaria y de compañerismo que representan; por ejemplo, compartir el mate o el recipiente del chimichurri, que resulta para muchas otras culturas algo impresionante.
Aunque en Estados Unidos les gusta experimentar la combinación de chimichurri con otras comidas, como papas, vegetales, huevos revueltos o sandwiches, Ailín sugiere comerlo primero en su forma original: con carne asada.
"Elvio's chimichurri" fue elegido por el portal de valoraciones de restaurantes Zagat, como una de "las 10 artesanías alimentarias neoyorquinas que hay que probar" y fue finalista en 2014 en los premios "Martha Stewart American Made". Hoy ya se comercializa en muchas tiendas y almacenes en Brooklyn, Manhattan, California, Colorado, Illinois, Massachusetts, Pennsylvania y Washington.
La receta de Ailín
Ella sugiere hacerlo con tiempo, la mañana antes de empezar a hacer el asado.
- 2 manojos de perejil fresco (sin tallo)
- 2 ramitas de tomillo (sin tallo también)
- 2 cebollas verdes (cebollines)
- 4 o 5 dientes de ajo recién peladas, picados muy chicos
- 1 1/2 cucharadas de ají triturado
- 3/4 taza de vinagre de manzana
- 1 limón recién exprimido (jugo solamente)
- 2 tazas de aceite de oliva suave
- sal y pimienta al gusto
"Combinar todos los ingredientes en un bol, y dejar macerar en la heladera. Poner en un recipiente con una cuchara en la mesa y compartirlo. Si sobra, el chimichurri se mantiene durante días en frío. ¡Buen provecho!"

Fuente: Infobae

Comentarios