Ovación
Domingo 12 de Abril de 2015

El clásico del sur se puso caliente y finalmente festejó el Granate

Lanús venció por 2-1 a Banfield. El árbitro Loustau expulsó a dos jugadores por bando. Nicolás Aguirre, de penal, y Lucas marcaron para el vencedor, Asenjo anotó el descuento.

Lanús venció hoy como visitante por 2-1 a Banfield en un clásico de alta temperatura, en el que el árbitro Patricio Loustau expulsó a dos jugadores por bando.

Nicolás Aguirre, de penal a los 25 del primer tiempo, y Lucas Melano, a los 17 del segundo, marcaron para el elenco vencedor, mientras que Mauricio Asenjo anotó el descuento para el anfitrión, a los 24 del complemento.

La catarata de expulsados, en tanto, comenzó con la roja a Sergio Vittor a los 23 de la primera mitad, prosiguió entre los 42 y 44 de ese capítulo cuando debieron dejar el campo de juego Oscar Benítez y Ricardo Noir, y terminó a los 20 del complemento con la partida anticipada a los vestuarios de Lautaro Acosta.

De esta forma, Lanús, que no ganaba hace dos partidos, cortó la racha de cuatro triunfos consecutivos de su clásico rival en el campeonato en un enfrentamiento vibrante hasta el último segundo.

Banfield y Lanús produjeron muy poco hasta los 22 minutos, cuando se generó un punto de inflexión en el partido con el penal de Sergio Vittor ante un movedizo y peligroso Lautaro Acosta, y la expulsión del defensor local por esa acción, bien sancionada por Patricio Loustau.

Hasta allí, el local dispuso del balón y el terreno, pero le faltó precisión y movilidad para desacomodar a un Lanús que esperó en su campo e intentó salir rápido con sus delanteros.

Un remate de Ricardo Noir a los 3 minutos que tapó Fernando Monetti fue hasta ese momento la única chance de Banfield, ante un Lanús que había tenido la más clara en la cabeza de Acosta.

Hasta que un envío largo de Víctor Ayala encontró mal parado a Luciano Civelli y bien ubicado a Acosta para ganarle la espalda, encarar a Vittor y ser derribado cuando se preparaba para ejecutar a Enrique Bologna.

Aguirre marcó de penal a los 25, y el gol, en la misma dosis que el hombre menos, hizo entrar al local en un período de descompensación en defensa, donde se hizo fuerte la figura de Acosta capitalizando espacios.

Lanús manejó el resto del primer tiempo e incluso tuvo chances de aumentar pero falló a través de Melano y el propio Acosta, ante un Banfield que solo estuvo cerca de empatar con una buena jugada de Cazares en la que volvió a aparecer Monetti.

Sobre el cierre del primer tiempo, la temperatura ascendió considerablemente en el clásico, con las expulsiones de Benítez y Noir, la del delantero local tras una larga deliberación (entre Loustau y el línea Juan Pablo Belatti), por una supuesta agresión mutua dentro del área, mientras esperaban el envío de un tiro libre.

En el inicio del complemento, en el cual estuvo cerca de igualar con un cabezazo de Bertolo, mientras que Lanús transitó con cierta tranquilidad los primeros 20 minutos.

Incluso encontró mayor comodidad con el gol de Melano, que llegó a los 17 en un contraataque encabezado por Jorge Ortíz, tras una pelota perdida en la mitad de la cancha por Lucas Viatri.

Pero todo pareció desmadrarse para el Granate en cinco minutos, porque a los 20 Acosta empañó su gran primer tiempo al ver la tarjeta roja por una falta infantil, y porque a los 24 descontó en la primera pelota que tocó el ingresado Asenjo.

A partir de ese momento, la gran cantidad de terreno libre permitió la generación de un golpe por golpe en el que Lanús estuvo a punto de dar el impacto de nocaut primero con Melano, que se lo perdió abajo del arco, y luego con Diego Barisone, que exigió a Bologna.

Comentarios