Política
Jueves 20 de Agosto de 2015

"El cuerpo de Nisman tenía golpes en la cabeza y la pierna izquierda"

Muerte en la torre de Le Parc. Lo denunciaron los abogados que representan a la familia del fiscal federal. Añadieron que fueron borradas llamadas del celular.

Los abogados que representan a la familia del fallecido fiscal Alberto Nisman advirtieron que la investigación se hizo "como el culo", dijeron que el cadáver presentaba golpes no compatibles con el suicidio y denunciaron que "alguien ingresó" a su departamento para borrar del celular algunos registros de llamadas telefónicas del sábado 17 y domingo 18 de enero.

Así lo indicaron Juan Pablo Vigliero y Mariano Romero Victorica, quienes representan a la querella constituida por las hijas del fiscal de la Unidad Fiscal Amia, de cuya muerte se cumplieron siete meses. El caso, que sacudió al país y al mundo, aún no fue resuelto.

Cuando un periodista le preguntó su opinión sobre cómo estaba hecha la pesquisa de la muerte, Vigliero respondió "como el culo", y seguidamente lamentó que "una investigación de este porte esté atada con alambre como casi todo lo que pasa en este bendito país".

Si bien destacó que "nos consta el esfuerzo con que trabaja" Viviana Fein, consideró que "a la señora fiscal la han dejado sola" y criticó a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y a la jueza del caso, Fabiana Palmaghini, porque, dijo, "están todos mirando para otro lado".

"Me gustaría ver una Procuración General que estuviera activa y colaborando con la fiscalía (...) se les murió uno de ellos, Nisman no era almacenero ni taxista, era fiscal y ni siquiera se conmueven por la muerte de un fiscal", comentó, y consideró que ese proceder "es extraño".

"El caso Nisman es un signo de estos tiempos; ver esta causa es ver el cabaret de cómo se llevan a cabo las investigaciones en Argentina, la Argentina berreta donde las cosas se hacen como se pueden", remató.

Y reiteró que, de casualidad leyendo el expediente de la causa, advirtió que en los alrededores de la torre Le Parc, en Puerto Madero, en cuyo piso 13 vivía Nisman, hubo una "vigilancia adicional" por parte de agentes de la Prefectura Naval Argentina a la custodia oficial de la misma fuerza de seguridad, de la Policía Federal y de vigiladores privados apostados en el lugar.

Borrada. Por su parte, Romero Victorica aseguró que de las pericias informáticas surge que "el sábado 17 el fiscal (Nisman) hizo llamados y esos llamados no están (registrados) en su teléfono" por lo que EM_DASHprosiguióEM_DASH "alguien ingresó al departamento de Nisman y borró al menos su teléfono entre el sábado a la noche y domingo a la mañana".

Además, sostuvo que el perito Osvaldo Raffo detectó que "el cuerpo tiene un golpe en su pierna izquierda, más arriba del tobillo, casi como si fuera una patada que le dieron para hacerlo caer o arrodillar", así como "un golpe en la cabeza, sobre el costado derecho (...), el típico golpe de cachiporrazo realizado con esas bolsas de arena para no dejar marcas".

Aníbal relativiza. En paralelo, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró desconocer la supuesta existencia de una "guardia paralela" del fallecido fiscal, aunque señaló como "lógico" que hubiera miembros de la Prefectura en inmediaciones del edificio donde ocurrió el hecho, ya que "Puerto Madero es ámbito" de esa fuerza de seguridad.

"No lo conozco a ese tema", anticipó el ministro, quien de todos modos observó que "Puerto Madero es ámbito de Prefectura, que en la calle haya prefectos, no me llama la atención, debiera ser lo lógico", según razonó.

Incluso recordó que "en el parte, se ve que el médico habla con un prefecto", cuando se lo halló sin vida a Nisman, en su vivienda de la torre de Le Parc, en no esclarecidas circunstancias, en enero último.

Juan Pablo Vigliero, abogado de la ex esposa de Nisman— afirmó el martes que existía una "custodia paralela" del fiscal en los alrededores de Le Parc, la que se alternaba en tres turnos diarios, desde abril de 2014. Según dijo, tres prefectos lo vigilaban sin que el fiscal ni sus allegados lo supieran.

"Tomamos conocimiento de que había un sistema adicional de vigilancia sobre Nisman cuya existencia se desconocía, que no fue informado en estos siete meses", había asegurado Vigliero, socio de Casal, Romero Victorica y Vigliero, el estudio contratado por la ex mujer de Nisman, la jueza de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, quien encabeza la querella en representación de sus dos hijas.

La Cámara define quién asumirá la investigación

La Cámara del Crimen definirá si la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini es quien asume la investigación por la muerte del fiscal del caso Amia, Alberto Nisman, hallado sin vida en el baño de su departamento el 18 de febrero pasado.

Fuentes judiciales informaron durante las últimas horas que el tribunal deberá definir un planteo de las hijas del fallecido fiscal para que la causa quede en poder de la jueza y no de la fiscal Viviana Fein, quien la tiene delegada desde el comienzo.

La jueza Palmaghini aceptó ayer dar curso al recurso de apelación interpuesto por las hijas del fiscal como querellantes representadas con el patrocino del abogado Juan Pablo Vigliero, luego que ella misma rechazara el planteo para asumir la investigación y confirmara al frente a Fein.

Así, ante la Cámara, integrada por Marcelo Lucini, Mario Filozof y Ricardo Pinto, los abogados de la familia de Nisman pidieron formalmente que el caso pase a la jueza y se le quite a la fiscal. Hasta ahora no ha prosperado un pedido de recusación que hizo la ex mujer de Nisman, la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, para apartar a Fein de la causa.

Disconformidad. La crítica de la querella hacia la fiscalía es porque acusan que Fein encaminó la investigación hacia un suicidio y no hacia un homicidio como sostiene Arroyo Salgado, sobre la base de los informes de sus propios peritos forenses.

Hasta el momento, Fein cuenta con varios peritajes forenses y también las conclusiones de una junta médica, en la que los profesionales de parte, contratados por Arroyo Salgado, firmaron en disidencia y se volcaron hacia la tesis de homicidio.

La fiscal aguarda recibir un informe tecnológico sobre las computadoras y teléfonos de Nisman, pues se intenta determinar si fue víctima de una intromisión en sus equipos, si la misma fue antes o después de su deceso, y si pudo haber sido remoto o bien local, esto último demostraría la presencia de otra persona en su departamento para el momento de su muerte.

La muerte del fiscal puso en vilo al país pero la falta de avances en la causa y la ausencia de definiciones fue, paulatinamente, haciendo caer el interés social.

Comentarios