Ovación
Martes 12 de Abril de 2016

El destino los vuelve a juntar

El sábado, Villa Dora y Boca nuevamente se verán las caras en la final de la Liga Nacional. En la anterior edición, el Xeneize superó a las Doras por 3-0, por lo cual el elenco santafesino va en busca de revancha

Cuando arrancó la Liga Nacional los dos principales candidatos a llegar a la final eran Boca Juniors, por ser el actual bicampeón, y Villa Dora, quien el año pasado había llegado a esa instancia cayendo ante el Xeneize por 3-0. Y el tercer equipo que podía llegar a mediar era San Lorenzo debido al plantel con el que contaba.
Pero en semifinales, Boca dio cuenta del Ciclón al vencerlo por 2-1 luego de perder el primer partido en calidad de visitante. El conjunto auriazul sacó a relucir su chapa de candidato y el oficio de sus jugadoras para estar nuevamente en el partido final. Lo de Villa Dora fue más sencillo dado que venció por 2-0 a Vélez, más allá de que en el primer juego debió esforzarse más de la cuenta.
Las xeneizes accedieron a su novena final consecutiva de Liga Argentina, número que es todo un récord. En las primeras tres jugadas no pudieron ante el poderoso Banco Nación, sin embargo en 2010/11 y 2011/12 llegaron sus primeros títulos. Vélez le pinchó la ilusión del tricampeonato en 2013, pero las últimas dos Ligas fueron nuevamente para Boca, llegando así a los cuatro campeonatos ganados.
Está claro que las Guerreras tienen demasiada experiencia en finales y los números así lo indican, pero también es cierto que cada historia es diferente y no es el mismo equipo del año pasado. De hecho, Boca perdió a una jugadora que tuvo un nivel superlativo en la última final como lo es Micaela Fabiani, quien hoy defiende la camiseta de Villa Dora.
De aquel plantel largo y con muchos recursos que tenía Boca en la temporada pasada, hoy la realidad indica que tiene un muy buen equipo pero no cuenta con demasiadas alternativas en el banco. Al punto tal que en el último partido ante San Lorenzo su entrenador Eduardo Allona no realizó cambios.
Tomando como referencia el equipo que el año pasado derrotó a Villa Dora en la final, las que se mantienen en la formación titular son Natalia Espinosa (central), Mariángeles Cossar (punta receptora) y Carolina Hartmann (líbero). Además en el conjunto capitalino es titular la central Florencia Busquets, quien hace un tiempo jugó en Villa Dora. Integrante del seleccionado nacional, debido a algunos inconvenientes estuvo alejada varios meses de la competencia pero ahora volvió a su plenitud.
Se sabe que las Doras son el único equipo invicto que tiene la Liga, con 15 triunfos consecutivos; en cambio Boca perdió dos encuentros, el primero de ellos frente a River en la etapa regular en condición de visitante, en tanto que el segundo fue por la primera semifinal, cuando cayó fuera de su casa ante San Lorenzo por 3-1. 
La recorrida del equipo santafesino para llegar a la final fue el siguiente: en la etapa regular disputó ocho partidos. Su primer encuentro fue como local ante Gimnasia de La Plata con triunfo por 3-1, luego ante Estudiantes de La Plata repitió el mismo resultado (3-1). Posteriormente viajó a Formosa en donde enfrentó a San Martín de esa provincia ganándole 3-1. El fin de semana siguiente actuó como local superando a Ciudad de Buenos Aires y a San Martín de Formosa por 3-0.
En tanto que cerró la fase regular aplastando como visitante a Estudiantes, Gimnasia y Ciudad también por 3-0. Con el correr de los partidos el equipo se fue acomodando y no es casualidad que en el inicio y con un equipo absolutamente nuevo haya cedido un set en los primeros tres encuentros.
Con ocho victorias al hilo, las Doras formaron parte de un cuadrangular en el que tampoco no tuvieron inconvenientes en despachar con suma facilidad a sus adversarios cediendo apenas un set. Como local derrotaron a San Martín de Formosa y a San José de Entre Ríos por 3-0. En tanto que frente a River fue por 3-1.
Con seis equipos clasificados, se jugaron dos triangulares y en función de los resultados obtenidos, Villa Dora logró la localía, por lo cual recibió nuevamente a River y además se sumó San Lorenzo. En el primer cotejo doblegó al Millonario por 3-0, mientras que le costó un poco más el choque ante el Ciclón, aunque también lo venció pero 3-1.
Por clasificar en la primera posición se ganó el derecho a la localía, en consecuencia para afrontar las semifinales ante Vélez tenía la ventaja de definir en casa en caso de haber un tercer partido, pero eso no hizo falta ya que lo liquidó en dos.
En el primer juego como visitante se impuso por 3-2 luego de haber perdido los dos primeros sets y en el tercero estuvo abajo 22-17. Pero lo dio vuelta y se llevó un juego clave para luego definirlo en Santa Fe con relativa comodidad por 3-0.
De esta manera, las Doras apenas resignaron siete sets en lo que va de la Liga, lo que habla a las claras de un rendimiento superlativo que ahora deberá ratificar en un solo partido ante Boca. Lo que a simple vista resulta contradictorio y por demás de injusto disputar un solo encuentro, cuando las semifinales se hicieron al mejor de tres que hubiese sido lo más lógico en este caso.
Por lo pronto y tal cual lo adelantó Ovación, el partido final entre Villa Dora y Boca se disputará el sábado, desde las 18.30, en el estadio Gorki Grana de Morón y tendrá la televisación de Deportv. Los jueces confirmados para este evento serán Chunco y Villareal. Posteriormente a este encuentro se jugará la segunda final masculina A2 entre Deportivo Morón y River. 

Comentarios