santafe
Jueves 14 de Abril de 2016

El edificio del hospital Iturraspe presenta un importante deterioro

Uno de los sectores del nosocomio reviste problemas de cloacas y desagües. Desde el Ministerio de Salud aseguran que existe un proyecto para realizar obras de mejoras 

En las últimas horas se vieron falencias en infraestructura que padece el hospital Iturraspe y las cuales las sufren trabajadores y pacientes. Entre estas se pueden enumerar grietas en las paredes, humedad en los techos y hasta desmoronamiento del cielorraso. Sin ir muy lejos, este jueves se supo que el cielorraso de una sala del nosocomio se desmoronó en el momento en que una profesional atendía a una paciente.

El doctor Francisco Villano, director del hospital Iturraspe, confirmó la situación y explicó que actualmente hay un sector en el área de Clínica y de Pediatría que “tiene problemas en todo lo que es desagües y en la parte cloacal de ese sector y se debería acondicionar esas habitaciones para la internación de pacientes oncohematológicos y postrasplantados, que en ocasiones son enviados para ser intervenidos y es difícil sostenerlos”.
 
Villano recordó que a fin del año pasado, se elevó al Ministerio de Salud un listado con las actividades consideradas “necesarias” a llevar adelante desde el punto de vista edilicio, para que a lo largo del ciclo 2016 estas se pudieran realizar de forma progresiva. 
 
 
“El hospital necesita hacer obras permanentemente e ir adaptándose a las necesidades más complejas que necesita la medicina”, sostuvo el profesional en referencia a todas las inversiones necesarias y aquellas que se llevaron adelante en el 2015 de la mano del Ministerio de Salud, como por ejemplo la Casa de las Madres y nuevos sectores en el área de quimioterapia.
 
Villano descartó que el estado actual del inmueble implique un riesgo ya sea para los pacientes como para los trabajadores. “Se está trabajando permanentemente en un edificio donde algunos sectores tienen más de 50 años y la idea es mantenerlos funcionando en todos sus aspectos”, sostuvo el director del nosocomio. En esa línea destacó que si bien los recursos humanos son lo más importante para brindar una buena calidad de salud, también los edificios y el equipamiento son necesarios en la medicina en la actualidad. “Despacio tratamos de sostener esa parte de la salud en un hospital de la complejidad que tienen los hospitales de la ciudad de Santa Fe”, recalcó Villano.
 
En tanto Juan Ignacio Dimaría, director provincial de Políticas Hospitalarias en la Secretaría de Gestión Territorial del Ministerio de Salud de la provincia, confirmó que están a la espera de que desde Obras Públicas entreguen los dos nuevos hospitales que son el Nuevo Hospital Iturraspe y el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Santa Fe (Cemafe). “Nosotros sí estamos encargándonos de la licitación para la compra de equipamiento médico y mobiliario, para ponernos en funcionamiento el próximo año”, adelantó el consultado.
 
Al ser interrogado sobre el episodio que tuvo lugar en una sala del Iturraspe, donde hubo un desmoronamiento de parte del techo, Dimaría aclaró que tras enterarse se comunicaron con los directivos de los hospitales para que estos realizaran un relevamiento de la situación. “La verdad es que si bien ocurrió el desmoronamiento del cielorraso, no se puso en riesgo a ningún paciente porque no era un área de atención, pero obviamente que vamos a tratar desde el ministerio de dar respuesta lo antes posible para que ningún paciente ni trabajador quede en riesgo”, manifestó el funcionario provincial.
 
 
En esa línea y al ser interrogado respecto al estado actual de los hospitales de la ciudad, aseguró que a pesar de la antigüedad de las estructuras edilicias, se realizan todos los esfuerzos para mantenerlos lo mejor posible para la atención de los pacientes.
 
En relación al Iturraspe, confirmó que actualmente se está llevando a cabo un relevamiento y una adecuación para encarar una serie de obras y reformas edilicias que demandarían una inversión de unos 3 millones de pesos. Los trabajos se centrarían en la zona de admisión, el hall central, y el área de atención de pacientes y sanitarios comunes. “El estado de ciertas áreas como la de oncología, tratamos de hacer una inspección en el momento y dar una respuesta lo antes posible”, manifestó el funcionario.
 
Con respecto al hospital Cullen, hay en carpeta un proyecto para realizar trabajos que incluirían una nueva maternidad con quirófano propio y una nueva área de guardia central.
 
 
Dimaría aseguró que se trata de trabajos grandes charlados con los directores y con los servicios de los hospitales para tener en cuenta cuáles son sus necesidades.

“Está el pedido para tener obras en los viejos hospitales para adecuar las áreas comunes donde están los pacientes y la gente esperando”, agregó el director de Políticas Hospitalarias. En ese sentido, aclaró que se tendrán en cuenta los aspectos relacionados con la pintura, cartelería, cielorraso, etcétera. “Todas esas licitaciones están en camino para concretarse lo antes posible”, afirmó. 
 
 
“Depende de los tiempos de la gestión, porque el dinero está, los proyectos están. Es nada más gestionarlo y que se lleve a cabo, nada más. Son demoras habituales para la conclusión de obras, no hay demoras más allá de lo esperado”.
 
Dimaría descartó de entrada la posibilidad de que el contexto climático haya afectado las instalaciones de los nosocomios. “Estamos tranquilos porque no hemos tenido mayores problemas, en tanto los nosocomios de tercer nivel lograron resolver los problemas que se dieron a causa de las lluvias”, aseguró.
Romina Elizalde / relizalde@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios