informacion_general
Martes 18 de Agosto de 2015

El error de Google: ¿escribió mal el nombre de la mujer argentina que homenajea?

Hoy en el logo de Google se puede observar a una mujer agarrada de la mano de una serie de chicos. Se trata de Olga Cossettini, una maestra y pedagoga santafesina que dedicó su vida, junto a Leticia, su hermana, a transformar la escuela tradicional.

Google, el más popular buscador de Internet, rinde homenaje hoy a Olga Cossettini, al cumplirse un nuevo aniversario de su nacimiento. En su doodle —imagen que acompaña cada día al buscador— aparece una ilustración de la maestras junto a un grupo de chicos. Olga Cossettini nació en San Jorge, Provincia de Santa Fe el 18 de agosto de 1898 y falleció el 23 de mayo de 1987 en Rosario.
Junto a su hermana Leticia, Olga dedicó su vida a transformar la escuela tradicional. En 1930 inicia la experiencia de la "Escuela Serena", que se desarrolló entre 1935 y 1950, en la Escuela Nº 69 "Gabriel Carrasco" de Rosario, donde Olga fue directora y Leticia maestra.
Por este motivo Google recuerda a la maestra y pedagoga. Cuando se hace click en el logo se redirecciona a las búsquedas de la mujer. Sea como sea, hay un pequeño error. El nombre de la mujer está mal escrito. En vez de decir "Olga Cossettini", dice "Olga Cossentini".
En su libro "La escuela viva" (Losada 1942), Olga escribe: "Nuestro plan de trabajo tiende a organizar la tarea de la escuela en torno a los intereses y a las necesidades espontáneas del niño. Forma su programa de conocimientos con los materiales que toma del contorno y que coordina y unifica, teniendo en cuenta que la ciencia no es casillero de materias aisladas. Para una adecuada comprensión de la sociedad actual, mantiene contacto con ella, y procura, por todos los medios, el acrecer espiritual del niño nutriendo sus raíces que son la fuente de vida de la creación".
Su hermana Leticia, con quien compartió la misma concepción pedagógica de una escuela basada en la solidaridad y una estrecha relación con el arte y la naturaleza, escribió en 1945: "No hemos querido preconizar qué es lo que puede hacerse. Hemos preferido soñar y construir".
 

Comentarios