Policiales
Miércoles 12 de Octubre de 2016

El fantasma de la venta de drogas merodea el crimen de Santo Tomé

El pasado martes a las 23.15, en 7 de Marzo y 3 de Febrero, ejecutaron de cuatro tiros a Juan José Quiroga de 18 años


Este miércoles los vecinos de barrio El Tanque de la ciudad de Santo Tomé, casi de manera unánime coincidieron en afirmar que hay un hilo conductor en la causa del crimen de Juan José Quiroga de 18 años, al que asesinaron a las 23.30 del martes en adyacencias de la esquina de 3 de Febrero y 7 de Marzo.
Vecinos y familiares de la víctima del homicidio dijeron que se trató de una emboscada y de un asesinato a sangre fría, y que los autores serían los integrantes de un clan delictivo que habita en las calles del mismo barrio El Tanque y que se dedican a la comercialización de drogas, a lo que acotaron la remanida frase: "A eso lo sabe todo el mundo".

La investigación
Mientras tanto, y desde la noticia del crimen de Juan José Quiroga de 18 años, casi en el filo de la medianoche del martes, trabajaron a destajo en la investigación del homicidio, en principio agentes del Comando Radioeléctrico y de la Comisaría 12ª de Santo Tomé, quienes hablaron a minutos de la ejecución a sangre fría con los familiares directos de Quiroga y con los vecinos del barrio.

Embed

Luego, esa misma información les fue proporcionada a los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) que a su vez informaron a los fiscales de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Cristina Ferraro y Jorge Nessier.

A sangre fría
Juan José Quiroga de 18 años, regresaba en bicicleta con destino a su casa, cuando fue interceptado, en una zona oscura por los menos por dos personas que estaban en un vehículo, auto o moto, y que cuando lo vieron, le dispararon a mansalva, y se estima que las armas usadas fueron dos pistolas calibre 9 milímetros.

En la escena del crimen, esquina de 7 de Marzo y 3 de Febrero, el médico policial constató que el joven fue ejecutado de cuatro balazos, le tiraron cruzado, y lo impactaron en distintas partes del cuerpo: uno en la espalda, otro en la ingle, otro en un glúteo que llegó hasta la femoral y el restante en el escroto, y los agentes de la Científica (PC) secuestraron vainas servidas de pistola calibre 9 milímetros.

Comentarios