informacion_general
Domingo 20 de Diciembre de 2015

El fenómeno de El Niño causará un verano más fresco y lluvioso

El Servicio Meteorológico confirma sus pronósticos. Expertos consideran que en la región central se notará más la merma de temperaturas, aunque no en la costa bonaerense.

La persistencia del fenómeno del Niño durante el verano regional, que comenzará mañana, determinará temperaturas inferiores a las habituales y precipitaciones superiores al promediar los tres meses de ocurrencia, informó a Télam la meteoróloga difusora Cindy Fernández, del Servicio Meteorológico Nacional. "Los modelos indican casi con un 100 por ciento de certeza que El Niño continuará hasta finales del verano", dijo Fernández.

"Cuando promediemos las temperaturas y precipitaciones al terminar febrero, esperamos que las temperaturas sean inferiores a las normales y las precipitaciones superiores" a la media, afirmó.

Fernández dijo que, "como estamos en un «Año Niño», hay tendencia a que ocurran eventos diarios de precipitaciones localmente abundantes", una marca del fenómeno climático que en los últimos diez días provocó hasta 130 milímetros de lluvia en varias localidades del noreste del país.

El verano será similar a lo que venía pronosticando el Servicio Meteorológico Nacional en los últimos días por lo que "en la región central del país habrá temperaturas levemente inferiores a las normales".

Esa tendencia a la baja no se sentirá tanto en la costa de la provincia de Buenos Aires, pero sí en el resto del territorio bonaerense, La Pampa, el este de Mendoza, San Luis, Córdoba; el centro y sur de Santa Fe y Entre Ríos, donde las temperaturas serán levemente inferiores a las normales para la época. 

Más cobertura nubosa
"Se juntan dos cosas: el fenómeno de El Niño sigue permitiendo mayor cantidad de pasajes de frente frío y, además, todas estas regiones van a tener lluvias superiores a las normales, lo cual lleva a tener mayor cobertura nubosa, menos incidencia del Sol en la superficie terrestre y por tanto menos calentamiento", describió Fernández.

En cambio, en el extremo norte del país serán "levemente superiores a las normales, y en particular el noroeste es donde se esperan las temperaturas más elevadas, en Catamarca, La Rioja, Salta y Jujuy".

A su vez, para las provincias de Santa Cruz y el oeste de Chubut, Río Negro y Neuquén, las temperaturas serán levemente superiores a las normales debido a que "las masas de aire cálido van a llegar a esta región", indicó la meteoróloga.

Esta variedad de situaciones se deben a que, cuando hay un fenómeno del Niño, cambia la circulación del aire en algunos sectores del planeta, lo que produce cambios en los climas regionales.

De acuerdo a las previsiones "seguimos pronosticando para Misiones, Corrientes, Entre Ríos, norte de Buenos Aires y este de Santa Fe, Chaco y Formosa precipitaciones muy abundantes, aunque no tan extremas", advirtió Fernández.

La meteoróloga se refirió a que varias lluvias ocurridas en las últimas semanas superaron los 130 milímetros.

"Estamos esperando que esas regiones tengan precipitaciones levemente superiores a las normales, aunque no tan extremas", anticipó la meteoróloga.

En cuanto a las precipitaciones para el noroeste argentino y el extremo sur de la Patagonia, el Servicio Meteorológico pronosticó que serán "levemente inferiores a las normales".

"Hasta finales del verano continuaremos con un Niño fuerte, que podría extenderse" en el tiempo, refirió.

El Niño es un fenómeno climático irregular, que tiene lugar cuando se produce un calentamiento anormal en las aguas superficiales del océano Pacífico ecuatorial, lo que altera la circulación atmosférica y modifica la dirección en la que soplan los vientos; éstos a su vez tienden a disminuir su intensidad, generando un mayor calentamiento en el océano.

El fenómeno tiene efectos diferentes en distintas regiones, puede provocar la ocurrencia de abundantes lluvias durante períodos prolongados, así como déficit de precipitaciones, que pueden derivar en sequías.

"El Niño" se puede pronosticar con seis meses de anticipación. En los países que hacen prevención activa lo están monitoreando desde el año pasado.

El consenso de los pronosticadores continúa casi inalterable desde el pasado mes, con la expectativa de que este evento de El Niño pueda colocarse entre los primeros tres episodios más fuerte medidos desde 1950

En los últimos 65 años sólo se ha registrado una intensidad de recalentamiento superior en tres ocasiones: 1972-73, 1986-88 y 1997-98. según las proyecciones anunciadas por el Centro de Previsión del Clima (CPC) de Estados Unidos.

Comentarios