Economía
Lunes 08 de Febrero de 2016

El gobierno de Estados Unidos respaldó la oferta argentina a fondos buitre

El secretario del Tesoro estadounidense, Jack Lew, destacó "los esfuerzos de buena fe" del gobierno que lidera Mauricio macri para acordar con los holdouts.

El gobierno de Estados Unidos destacó dio un respaldo explícito a la oferta que realizó la Argentina a los fondos buitres el viernes pasado, que dispone de una quita del 25 por cientos sobre la sentencia del juez Thomas Griesa y reconoce obligaciones por 9.000 millones de dólares.

El secretario del Tesoro estadounidense, Jack Lew, señaló que se comunicó con el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, con quien habló de la propuesta que le realizó el país a los holdouts. El funcionario destacó los "esfuerzos de buena fe" del gobierno para poder llegar a un acuerdo con los fondos buitre.

Lew, además, resaltó que el mediador en la causa, Daniel Pollack, tiene "una fuerte esperanza" respecto de que todos los acreedores sean "capaces de resolver sus diferencias y llegar a un acuerdo de principios con Argentina".

La oferta argentina, que hasta ahora aceptaron dos fondos especulativos de seis, implica una quita de alrededor del 25 por ciento sobre la sentencia, según la alternativa que opten los acreedores, y reconoce obligaciones por 9.000 millones de dólares. Con la quita de intereses, la deuda a pagar sería de 6.500 millones de dólares.

El viernes último, en un nuevo intento de poner fin al litigio por la deuda, la Argentina presentó una oferta de pago a los fondos buitre, los acreedores que rechazaron los canjes de títulos de 2005 y 2010. El mediador Daniel Pollack calificó de "un avance histórico", a la propuesta realizada el viernes último.

En principio, la oferta fue aceptada por dos grupos de acreedores,

pero rechazada por otros cuatro, liderados por Paul Singer.

La propuesta argentina deberá ser aprobada por el Congreso, previa derogación de la ley cerrojo, para que la Argentina pueda concretar el pago de cada vencimiento.

Ante esto, ayer el jefe de la bancada del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, anticipó que el kirchnerismo votaría en contra de la derogación de esa norma así como de la ley de de pago soberano de reestructuración de deuda. Ambas impiden el pago a los holdouts en condiciones diferentes a las de los bonistas que entraron en los anteriores canjes de deuda (ver aparte).

En rigor, el gobierno necesita derogarlas para poder cerrar el litigio con los fondos de inversión. Para ello, contaría con el apoyo de los bloques del Frente Renovador y del GEN, aunque el Frente de Izquierda anticipó su oposición.

Comentarios