santafe
Sábado 11 de Junio de 2016

“El gobierno provincial no discrimina a ninguna ciudad”

  Lifschitz respondió así a las críticas desde Santa Fe por el anuncio de obras para el aeropuerto de Rosario, mientras se demandan mejoras para Sauce Viejo 

La saga de roces entre el gobierno provincial y la Municipalidad de Santa Fe sumaron  este sábado un nuevo capítulo. Y el punto de conflicto volvió a ser el aeropuerto de Sauce Viejo. 
 
Resulta que en la semana desde la provincia se anunció un plan de obras por valor de 450 millones de pesos para el aeropuerto de Fisherton, en Rosario, lo que de inmediato valió una fuerte queja desde la capital provincial: es que desde hace tiempo se esperan mejoras para la deteriorada aeroestación de Sauce Viejo. Las inversiones para la terminal aérea del sur fueron señaladas como un signo de discriminación y así se lo hicieron saber al gobernador Miguel Lifschitz mediante una misiva enviada desde el Safetur, ente autárquico turístico de la ciudad, con la firma de la secretaria de Turismo municipal, Claudia Neil. 
 
Lifschitz recogió el guante y este sábado respondió, también vía carta. El cruce dialéctico indudablemente está atravesado por el tenso clima que domina en estos días el Frente Progresista de socialistas, radicales y demás aliados, a partir de las especulaciones en torno al futuro de la UCR en la coalición provincial, en vistas de los acuerdos nacionales entre el centenario partido y el PRO que encarna localmente el intendente santafesino y titular del comité nacional radical, José Corral. 
 
Explicaciones
Lifschitz, dirigiéndose a Neil, destaca en la carta a la que tuvo acceso Diario UNO que desde su gobierno no ejercen “ninguna discriminación entre una ciudad y otra”. En ese sentido, y respecto a lo puntual del aeropuerto de Fisherton, el gobernador señala: “Es un proyecto integral que incluye obras que van a realizar la Municipalidad de Rosario, el propio Aeropuerto con su producido y otras que desde el gobierno provincial estamos gestionando ante el gobierno nacional”. 
 
“Por el momento –agrega– no está prevista ninguna inversión de recursos provinciales genuinos en ninguna de las obras anunciadas”.
 
El mandatario adjudica las críticas desde la ciudad a una información errónea: “Quiero informarle que las versiones periodísticas no siempre son correctas”, le marca Lifschitz a Neil. Y señala, en cambio: “Tenemos previsto un Proyecto de Mejora Integral del Aeropuerto de Sauce Viejo, en este caso sí, con recursos de la provincia, porque el propio producido del mismo –que también es un Ente Autárquico– no garantiza ni siquiera fondos para cubrir sus gastos operativos, y entendemos que mucho menos para realizar las obras necesarias”. 
 
“En tal sentido, le he pedido al ministro de Obras Públicas, Julio Schneider, que  terminen de elaborar rápidamente el pliego de condiciones, para que apenas eso ocurra, se llame de manera inmediata a licitación, a los efectos de  realizar las mejoras  que el Aeropuerto necesita para tener un funcionamiento adecuado”, indica el mandatario.
A párrafo siguiente, Lifschitz informa: “De la misma manera que lo estamos haciendo con el Aeropuerto de Rosario, seguimos gestionando ante el gobierno nacional los recursos necesarios para financiar las obras sobre la pista. En el caso de que no obtuviéramos respuestas favorables, igualmente tenemos la decisión política de afrontarlo con el presupuesto de la provincia de Santa Fe, como ocurrió y ocurre con tantas otras obras de igual o mayor envergadura”.
 
“Espero que quede claramente expresado que desde el accionar de nuestro gobierno, no ejercemos ninguna discriminación entre una ciudad y otra. En todo caso, se trata simplemente de aprovechar las condiciones particulares de cada uno de los aeropuertos, y sus realidades. Que por sus distintas características han tenido históricamente desarrollos diferentes. Fundamentalmente por las características geográficas y la densidad de ambas ciudades”, atribuye Lifschitz, en su intento de terminar con las especulaciones en torno a este tema. 
 
Habrá que ver si efectivamente el gobernador lo consigue, sobre todo si se tiene en cuenta que Corral esta semana jugó una carta imprevista: dijo que junto a Paraná solicitarán a Nación estudios de prefactibilidad para un aeropuerto en la ruta 168, funcional a ambas capitales. De ese anuncio no participaron funcionarios de la Provincia.  
Fernando Arredondo / farredondo@uno.com.ar

Comentarios