Unión
Martes 12 de Septiembre de 2017

El grito más esperado

Franco Soldano dejó atrás una sequía prolongada para darle la primera victoria a Unión en la Superliga. El cordobés viene de ser el goleador del equipo la pasada temporada

Franco Soldano vivió distintas sensaciones desde su llegada a Unión. Le costó adaptarse a la Primera División del fútbol argentino y el mayor jugo siempre se lo sacó Leonardo Madelón.


En 2014 apenas jugó cuatro partidos pero no pudo convertir ningún gol. Recién en 2015, con el campeonato anual en el regreso de los rojiblancos a la elite del fútbol argentino, el cordobés se despachó con un doblete para inaugurar su apellido en la red adversaria. Fue el 20 de julio, en el 2-1 del Tate sobre Argentinos Juniors en el Diego Maradona. Completaría 16 presentaciones en un buen torneo que tuvieron los rojiblancos.


El 2016 tuvo diferentes matices para el artillero pues tocó el cielo con las manos al marcar el segundo de los tantos en el histórico 3-0 de Unión ante Colón en el estadio Brigadier López. Pero aquel 19 de marzo se vería opacado días después, apenas con 9' en campo frente a Lanús, y en un balón que fue a buscar al área del Granate lo vio desplomarse en el campo de juego con el peor diagnóstico: rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha.


Soldano2.jpg




Soldano sabía que entraba a boxes con una inactividad prolongada pero no podía bajar los brazos. Siempre con Madelón en el banco, volvió a jugar la pasada temporada y precisamente el 31 de octubre, en la despedida del entrenador luego de anunciar su salida, anotaba el tanto para el 1-0 frente a Sarmiento, por la 8ª jornada.


Con Juan Pablo Pumpido en la banca, el delantero anotaría el resto de sus goles que, en una campaña irregular, lo erigieron en el máximo artillero del Tate: un tanto en el 2-1 a Temperley (19 de noviembre), un grito en el 2-0 ante Rosario Central (4 de diciembre), uno en el 3-2 abajo frente a San Lorenzo (10 de diciembre), uno en el 4-2 a Talleres (3 de abril) y el último contra Vélez, el 22 de abril, cuando minutos después de la derrota 2-1 ante Vélez el mismo DT presentaría su renuncia.


Embed




En los procesos de Marini y Magnín también sufrió una pequeña lesión pero se preparó con todo para esta temporada y en la noche del 11 de setiembre pudo cortar la sequía de 10 partidos entre Copa Argentina, Campeonato y Superliga (920') para que el delantero, no hace mucho sondeado por River, inicie su camino goleador en esta temporada donde sus esperanzas se renovaron y asoma un futuro alentador.