Policiales
Martes 02 de Febrero de 2016

El hombre asesinado en Colastiné Norte murió de una puñalada en el cuello

  Homicidio. El crimen del hombre hallado sin vida en su casa de la ruta 1 el sábado sigue sin esclarecerse. Se confirmó que fue apuñalado con un arma blanca la cual nunca fue encontrada

El homicidio de José Ernesto López, el hombre asesinado en su casa de Colastiné Norte el sábado pasado, sigue siendo un misterio. Por el momento, no hay detenidos en torno a quién pudo haberlo apuñalado. La autopsia realizada en la morgue judicial reveló algunos detalles en torno al crimen. 
 
Nunca fue hallada
Fuentes de la investigación confirmaron a Diario UNO que López murió producto de una fuerte herida en la zona del cuello y no en el abdomen, tal como se había planteado apenas fue encontrado su cuerpo sobre la ruta provincial Nº 1 y la calle Ibirá Pitá. Se estima que la herida que le causó la muerte fue de un cuchillo que tendría unos 20 centímetros de largo, el cual nunca pudo ser hallado en la escena del crimen.

Por otra parte, se destacó que el hombre murió después de la 1.30 de la madrugada, ya que fue en ese horario cuando quedó registrado un contacto que tuvo con un familiar. De todas maneras, se mantiene fuerte la hipótesis de que el homicida habría sido alguien conocido de López, ya que en la vivienda no había ningún desorden. 
 
 
Otro dato que tienen en cuenta los investigadores del caso, es que aparentemente a López ya lo habrían baleado en otra oportunidad, ya que el cuerpo registraba heridas -ya cicatrizadas- de impacto de balas.
 
Vale recordar que el hallazgo de López ocurrió el pasado sábado 30 de enero, cuando por alerta de los vecinos, el personal policial se hizo presente en el lugar y encontró al hombre en medio de un charco con sangre y con una fuerte herida en el cuello. En aquel entonces, versiones policiales sostuvieron que el hombre asesinado “no se defendió y tampoco opuso resistencia”. Por tal motivo, se habría descartado que fue un intento de robo ya que el ataque podría haber ocurrido mientras López dormía.
 
El hombre era conocido en el barrio ya que oficiaba trabajos de albañilería en toda la zona de la costa. Residía en la vivienda donde fue hallado: calle Ibirá Pita y Ruta Nº 1, a la altura del kilómetro 3,5 en Colastiné Norte.

Comentarios