El Mundo
Domingo 08 de Octubre de 2017

El huracán Nate se debilita a tormenta tras tocar tierra en EE.UU.

Nate, la cuarta gran tormenta que golpea a Estados Unidos en menos de dos meses, dejó al menos 32 muertos en América Central antes de entrar en las aguas del Golfo de México y llegar al sur de EEUU.

La tormenta tropical Nate se ha debilitado en las últimas horas pero continúa produciendo fuertes lluvias en el sureste de EE.UU., donde además el nivel del mar sigue subiendo hasta 2,5 metros en zonas específicas.

Nate, que la noche del sábado tocó tierra como huracán de categoría 1 cerca de la desembocadura del río Misisipi, en el sur de Estados Unidos, se desplaza sobre tierra firme de Alabama a 37 kilómetros por hora con dirección nornoreste. Se espera que el ciclón aplique luego un giro hacia el noreste con un aumento de la velocidad de traslación.

"En la trayectoria pronosticada, el centro de Nate continuará moviéndose tierra adentro a través del Extremo Sur, el Valle de Tennessee y el centro de las Montañas Apalaches hasta el lunes", pronosticó el CNH en su último boletín.

Tras alcanzar tierra con vientos máximos sostenidos de casi 140 kilómetros por hora, el ciclón ha disminuido su potencia y presenta ahora vientos de 75 kilómetros por hora, con ráfagas más altas, y se espera su progresivo debilitamiento hasta disiparse el lunes. Nate se halla a 80 kilómetros al estesureste del misisipi meridiano y a 155 kilómetros del oeste suroeste de Montgomery, en Alabama.

La franja costera que se extiende desde la frontera entre los estados de Alabama y Misisipi y el oeste de Florida se hallan todavía bajo aviso de tormenta tropical y de marejada ciclónica, donde aun se producen fuertes lluvias y vientos, de acuerdo al CNH.

Nate, que a su paso por América Central ha ocasionado la muerte de por lo menos 25 personas, producirá acumulaciones de agua producto de las intensas lluvias en partes del este del río Misisipi, el este del Valle de Tennessee.

Tras los devastadores Harvey e Irma, Nate ha sido el tercer huracán en tocar tierra estadounidense en la actual temporada ciclónica en el Atlántico.

Fuente: lavanguardia.com