Ovación
Lunes 03 de Agosto de 2015

El inicio de otra etapa

El club Libertad de San Jerónimo Norte cuenta con una nueva subcomisión que tiene como principal objetivo volver a captar la atención de jóvenes y adultos. Por si fuera poco, también está la firme idea de probar suerte con el desarrollo del tenis de mesa en una faceta recreativa

Santa Fe es la meca del tenis criollo en la Argentina. No solo por ser el que más jugadores tiene sino también por los talentos que forma, que siempre dan qué hablar en los principales campeonatos. Quizás no se trate del deporte más difundido, pero se trata de una familia muy unida que en todo momento trata de prosperar incentivando a otras personas que quieren constatar las bondades de este deporte. 
Precisamente uno de los clubes que está intentando retomar esta senda es Atlético Libertad de San Jerónimo Norte, que recientemente presentó a su nueva subcomisión con el fin de darle otro impulso. Esto se debe a que posee un lugar majestuoso para la realización de la actividad, con cuatro canchas techadas en perfectas condiciones y que pueden ser epicentro de lo más granado de la provincia y el país.
El proyecto más que nada está enfocado en incentivar a los más chicos a sumarse a una disciplina que genera mucha pasión y que siempre invita a una evolución, porque nunca es tarde para aprender. Pero la idea tampoco se cierra allí, porque también comprende a jóvenes y adultos que buscan encontrar una forma de recrearse y, porque no, pensar en algo más compitiendo.
El trabajo que se está haciendo va dando sus primeros pasos y se espera que en poco tiempo aparezcan sus frutos. Actualmente ya cuenta con 30 jugadores y se espera que el número se siga incrementando. Y como frutilla del postre también se da lugar a la proliferación del tenis de mesa, que promete irrumpir con todo, ya que puede ser practicado por cualquiera y en esta institución las ideas siempre son constantes.
Sobre todo lo que se viene por delante, la secretaria de la subcomisión de la entidad valezana, Magalí Berisvil, se dio una vuelta por Diario UNO para charlar con Ovación y explicó cómo es el trabajo que está llevando a cabo. “Estamos con muchas expectativas. Este proyecto se armó con un grupo de exjugadores, que siguen recreándose en el club y que tienen unas energías bárbaras y ganas de hacer cosas. Por eso la idea es ver al tenis criollo de San Jerónimo como antes, con mucha vida y gente. Que realmente sea un deporte que le llegue a todos”, se explayó.
Sobre cómo nació la idea de integrarse a esta iniciativa, expuso: “A final del año pasado empezamos a juntarnos. Más que nada porque veíamos que casi no había gente representante del club en los torneos y tampoco practicando. Era como si estuviéramos perdiendo el espacio y, como contamos con una infraestructura envidiable, nos pareció una picardía que se perdiera eso. Entonces así surgió esta idea de explotar al máximo estas condiciones”.
“Lo primero que hicimos fue plantear y ver cómo estaba el panorama. Generalmente a principio de año los chicos comienzan a pensar qué deporte practicar durante el resto de la temporada. Entonces buscaremos captar esa atención. Estamos actualmente tratando de promocionar y de incentivar para que se acerquen. Hasta el momento tuvimos buenas respuestas y por eso vamos paso a paso. Por ejemplo ya estamos aprontando todo para la escuelita de verano para sí arrancar el año que viene mediante la realización de torneos”, acotó Magui.
Otra de las apuestas es el tenis de mesa, disciplina que está más emparentada a lo recreativo, pero que puede tener proyección competitiva. Producto de la adquisición de varias mesas, contó cómo se da rienda suelta a esta nueva ilusión. “Es una alternativa, porque el gimnasio muchas veces está ocupado por eventos o torneos de vóley y básquet. Entonces, para no cortarle la actividad al alumno y que sí o sí quiere entrenar, puede optar con el tenis de mesa con el profesor incluido. Comenzaremos con fines recreativos, pero si nos va bien podemos pensar en algo competitivo”, concluyó.

Comentarios