santafe
Jueves 19 de Mayo de 2016

El kilo de pan en Santa Fe no debería alcanzar los 35 pesos

Es la cifra que se estima desde Cipasfe, sin embargo realizarán un estudio de costos con el objetivo de determinar porcentajes de incrementos

El martes, los medios nacionales replicaban los aumentos que se habían registrado en Buenos Aires en torno el pan, cuyo costo llegó a los 40 pesos por kilo. Tras la notoriedad que logró esta situación, este jueves se conoció que tras un acuerdo el costo se redujo a los 26 pesos.
En tanto en  Santa Fe, el primer anuncio generó sorpresa entre los integrantes del sector que optaron por reunirse. 
Tras el encuentro que los integrantes del Centro de Industriales Panaderos Santa Fe (Cipasfe) mantuvieron el miércoles con el objetivo de analizar los incrementos que se anunciaron en el pan el pasado martes en la provincia de Buenos Aires, los referentes del sector decidieron realizar un estudio de costos.

“Se incluirá el aumento del gas que se elevó siete veces, la energía eléctrica que aumentó el doble y el de la harina que fue del 35%”, destacó Alberto Carignano,  vicepresidente de Cipasfe y comerciante panaderil, en torno al informe que prevén demandará unos diez días. 
A los costos antes mencionados y que tienen relación directa con la elaboración del pan, se debe agregar productos como la grasa, margarina, azúcar los cuales sufrieron subas que rondan el 30%.
El estudio de los costos será tenido en cuenta para determinar un porcentaje de incremento.“Haciendo una estimación aproximada en ningún caso el kilo de pan debería superar los 35 pesos”, adelantó el vicepresidente de Cipasfe quien además recalcó que los resultados servirán para que cada comerciante elabore sus costos de acuerdo a su región.
“Nosotros estamos haciendo un calculo fino de los precios promedios de los productos y con eso obtendremos un precio aproximado del kilo de pan”,explicó Carignano.
•LEER MÁS: Los costos de la producción afectan al sector
En torno al estudio no descartaron la posibilidad de que una vez finalizado haya novedades en torno al precio de los productos panaderiles.
Desde la Cipasfe reiteraron que si bien no son formadores de precios y cada comercio puede proceder de la forma que considere necesaria, las estimaciones que realizan buscan convertirse en  puntos de referencia validos para la región.
“Nosotros siempre aconsejamos a nuestros asociados que traten de mantener un precio bajo del pan. Lo menos posible, es decir redondear siempre para abajo y de esta forma seguir teniendo el precio más bajo del país”, sostuvo el vicepresidente de la entidad que se fijó como meta este objetivo para que la gente siga acudiendo a los locales y que además aquellos que menos tienen puedan seguir llevando el producto a su mesa.
La mayor preocupación que reviste el sector está vinculado con el costo laboral, porque el sector emplea mano de obra intensiva y estos locales necesitan de muchos empleados para poder producir.
 “Al ser productos artesanales la tecnología llega hasta cierto punto, luego el trabajo es manual”, explicó Carignano. Punto seguido agregó que el sector que integra y representa no registra problemas de despidos ya que aquel empresario que cuenta con buenos empleados trata de retenerlos. “No se consiguen empleados, acá el problema de desocupación no existe”, sentenció.

Comentarios