Ovación
Lunes 20 de Julio de 2015

El llanto que conmovió a todos

Con 26 años, Sebastián D'Angelo tuvo seguramente su tarde más destacada desde que es arquero profesional. En su debut en Tigre, el ex jugador de Boca fue la gran figura en el empate ante Newell's, aunque al final conmovió por un relato sobre su madre.

Ante los micrófonos en pleno campo de juego, D'Angelo no pudo evitar quebrarse y, en pleno llanto, dedicó el partido a su madre. "Le quiero mandar un saludo grande, está internada hace un tiempo y está peleando una batalla dura, la verdad que está muy mal", esbozó.
"Jugué con la emoción a flor de piel. Para mi mamá y para mi viejo también, esto es para ellos", finalizó entre lágrimas.

Fuente: MinutoUno

Comentarios