santafe
Domingo 08 de Mayo de 2016

El Ministerio de Salud provincial confirmó un caso fatal de Gripe A

En Rosario. Fue tras conocerse los resultados de las pruebas realizadas a Lucas Lavagnino, el profesor de Química de 33 años que murió días atrás en esa ciudad del sur provincial.

La muerte de Lucas Lavagnino, el profesor de Química de 33 años, conmovió la semana pasada a la comunidad escolar del Complejo Gurruchaga, en Rosario. Ayer, el Ministerio de Salud provincial, a través de la dirección de Promoción y Prevención de la Salud, informó que el viernes recibió el resultado positivo de la muestra de secreciones respiratorias para Gripe (Influenza) A H1N1, en relación a ese caso fatal.
Al respecto, la titular del organismo, Andrea Uboldi, recordó que luego de recibirse una denuncia desde un efector privado por un adulto joven internado grave en un sanatorio privado de la ciudad de Rosario, con un cuadro infección generalizada, se realizaron los estudios tendientes a descartar infecciones por gérmenes comunes y enfermedades emergentes.
A la fecha, los estudios realizados para dengue, leptospirosis, fiebre hemorrágica argentina y hantavirus son negativos, recibiéndose el viernes el “resultado positivo de muestra de secreciones respiratorias para Gripe (Influenza) A H1N1”.
Los responsables de Epidemiología tanto de la Municipalidad de Rosario, Analía Chumpitaz, como del Ministerio de Salud de la provincia, Julio Befani, aclararon que se trata de “un cuadro atípico” del virus.
El joven tenía un cuadro febril, se descompensó el lunes pasado y apenas un día más tarde presentó una falla multiorgánica por la que falleció en el Sanatorio Delta. “No podemos saber cuáles fueron las causas que determinaron la letalidad de este caso, pero sí podemos decir que esta es una presentación atípica del cuadro de gripe, con un descenso rápido de los glóbulos blancos y hemorragias que no se dan habitualmente”, explicó la responsable de Epidemiología de la Secretaría de Salud municipal.
Su par de la provincia, consideró que “no todas las personas responden de la misma manera a una enfermedad”, pero recalcó que “habitualmente los cuadros de gripe de no se dan así”.
En tal sentido, Befani fue más allá y recordó que “se trata de un virus por el que otros años ha habido fallecimientos”, aunque aclaró que “no se trata de una enfermedad que tenga una alta tasa de letalidad”.
Desde el Ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe se recuerda que ya existe circulación de virus en la comunidad: el sincitial respiratorio (VSR), adenovirus para influenza, y el de la gripe en una de sus tres variedades (H1N1).
Con respecto a influenza o gripe, se indicó que produce un cuadro de fiebre alta, tos y dolores musculares que en algunas personas puede motivar internación y gravedad.
En personas sanas se presentan cuadros que pueden ser leves o moderados y no hace falta realizar estudios de laboratorio; solo frente a la sospecha por los síntomas, el médico indicará el tratamiento más adecuado. En algunos casos pueden complicarse siendo la neumonía el cuadro más frecuente.
En personas a que pertenecen a grupos de riesgo, pueden presentarse cuadros respiratorios que mejoran en una semana pero como tienen dificultades para defenderse del virus, pueden tener complicaciones por gripe o por bacterias que sobreinfectan el pulmón. Cuando existe dificultad respiratoria o neumonía, pueden requerir internación, incluso en unidades de terapia intensiva. 
Las recomendaciones
El Ministerio de Salud de la provincia reiteró una serie de recomendaciones a la ciudadanía en cuanto para la prevención y el cuidado de la salud.
Entre ellas, las principales son el lavado frecuente de las manos con agua y jabón; cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar; evitar asistir a lugares cerrados donde concurra mucha gente; y ventilar a diario los ambientes de la casa y trabajo.
Es de suma importancia, ante los primeros síntomas, no automedicarse y consultar al médico, además de guardar reposo en la casa para no contagiar a otras personas, y en especial no concurrir enfermo al trabajo.
Para quienes tengan niños pequeños a cargo, se recomienda estimular la lactancia materna y no suspenderla aunque la madre esté enferma con un cuadro respiratorio; la prevención de la mayoría de las enfermedades empieza con la lactancia materna, que transmite las defensas para que los niños estén en mejores condiciones para enfrentarlas. No hay que olvidar que los primeros meses de vida son los de mayor vulnerabilidad a las infecciones.
Es preciso tener el esquema de vacunación al día. Se recuerda que los niños menores de los dos años deben recibir las vacunas BCG y antihepatitis-B (al nacer), Sabin, pentavalente, antineumocócica 13 Valente, rotavirus, triple viral, antihepatitis-A y varicela. Entre los seis meses y los dos años, además, corresponden dos dosis de vacuna antigripal.
Hay que generar ambientes libres de tóxicos. Evitar el humo de cigarrillo que disminuye el funcionamiento de las defensas del aparato respiratorio en los niños más pequeños. Cuidar el aire interior de las viviendas también requiere evitar el humo de leña, ventilar las habitaciones donde hay brasas o una llama porque producen monóxido de carbono, cuidar la casa del moho y la humedad para prevenir el desarrollo de bacterias, y evitar la aplicación de insecticidas en aerosol.
Es necesario consultar inmediatamente si el niño está enfermo, no dejar de amamantarlo, bajarle la fiebre con paracetamol y concurrir a un efector de salud; y también prestar atención a los signos de alarma, que son la mejor manera de detectar y tratar a tiempo las infecciones respiratorias impidiendo que se agraven. Si un niño presenta fiebre alta; respiración con pausas y agitación; está pálido, decaído, adormecido y no tiene hambre es necesario llevarlo sin demora al centro de salud más cercano a su domicilio.
A personas incluidas en grupos de riesgo se aconseja verificar que tengan la vacuna de este año y si no, aplicarla; evitar exponerlas a enfermos; y consultar con rapidez si se encuentran enfermos. De acuerdo a cada caso, podrán tratarse en forma ambulatoria o internarse y ser tratados con antivirales.

Comentarios