mundo
Lunes 02 de Mayo de 2016

El misterio del cabello encontrado en un féretro

El objeto estaba en una abadía de Inglaterra. Arqueólogos sospechan que la trenza perteneció a una santa.

Durante los últimos meses, los arqueólogos han estado analizando una cabellera encontrada en un féretro en Inglaterra. ¿Se trata del pelo de una santa?
En octubre de 1839, el trabajo de unos sepultureros se vio interrumpido de forma repentina. Sus herramientas se toparon con algo duro. Se trataba de un féretro. Dentro encontraron pelo. Pelo humano.
En el año 2000, un niño de siete años llamado Jamie Cameron fue a la abadía de Romsey, en Inglaterra, en una excursión escolar.
Allí era donde los enterradores habían hecho su descubrimiento más de un siglo y medio atrás.
Pronto le llamó la atención la cabellera expuesta en una vitrina y que aún reposaba sobre la "almohada" sobre la que fue encontrada.
La exposición ayudó a persuadir al niño a buscar una carrera en la arqueología.
"Pensé que un día, cuando creciera, podría intentar averiguar a quién perteneció", dijo Jamie Cameron.

Una trenza
Cameron tiene ahora 23 años y ha estudiado arqueología tanto en Cambridge como en Oxford. Y ha estado intentando encontrar una respuesta a la pregunta que le carcome desde hace años.
La cabellera mantiene la forma como si estuviera aún sobre una cabeza inexistente. Según los arqueólogos, las manchas blancas, visibles en las fotos, son restos de cuero cabelludo. Tiene incluso una trenza de varios centímetros de largo.
Cuando fue descubierta originalmente en lo profundo de la abadía fue arrojada a la basura hasta que alguien pensó que debía ser rescata y la recuperó.
La abadía de Romsey es realmente casi como una catedral en un pueblo en el sur de Inglaterra.
Uno de los sepultureros que la encontró en 1839 -un tal J. Major- escribió sobre lo sucedido.

Éste es su relato.
"Comenzamos a trabajar con el pico y la pala, las herramientas apropiadas para excavar. Llegamos a un féretro. Se lo contamos al vicario. Quería saber si había huesos en su interior. En ese caso, no sería retirado. Intenté saberlo haciendo un agujero en la parte de arriba. Metí la mano en la parte de la cabeza y no encontré huesos, sólo el cuero cabelludo de una mujer, tan brillante como el que había visto en mujeres vivas. Había un hueso de un dedo que se pulverizó en cuanto entró el aire. Esta es una historia real del cabello y el féretro".

Era anglosajona
Hasta ahora, sin embargo, hay una gran zona oscura en esa "historia real". Según la zona de la abadía donde fue encontrado, muchos creen que podría datar de los tiempos de los anglosajones. Otros creen que podría ser de los romanos.

Fuente: BBC Mundo

Comentarios