El Mundo
Viernes 15 de Septiembre de 2017

Isis reivindicó el atentado en Londres

El grupo yihadista se adjudicó el ataque con una bomba casera que provocó 29 heridos este viernes en un vagón de metro.

"El atentado con una bomba en el metro de Londres fue llevado a cabo por (...) el Estado Islámico", indicó Amaq, el órgano de propaganda del grupo yihadista, en un comunicado difundido en las redes sociales.


Mientras, la policía británica lanzó una verdadera "caza del hombre" este viernes tras la explosión. El atentado, el quinto este año en el Reino Unido, se produjo poco después de las 08H00 (07H00 GMT) en un tren detenido en la estación de Parsons Green, cuando no cabe un alfiler en los vagones.

"Estimamos ahora que fue la detonación de un artefacto explosivo casero" que provocó sobre todo "quemaduras por un fogonazo", dijo a la prensa Mark Rowley, sin proporcionar información sobre el/los autores del atentado.

Según Sky, la policía privilegia la hipótesis de un artefacto que no estalló completamente, pero cuyo fogonazo habría bastado para herir a los pasajeros.

Según una periodista de Metro.co.uk que estaba en el lugar, hay gente que resultó "muy quemada".

En un video y fotos publicadas testigos en las redes sociales se podía ver un cubo de plástico acabando de arder. El cubo, como los que se usan tradicionalmente para pintura, estaba dentro de una bolsa de plástico y de él salían unos cables, pero el conjunto no parecía muy dañado.

Ello "sugiere que 'la explosión' se produjo sólo en parte", dijo Hans Michels, profesor de ingeniería química del Imperial College de Londres. "Quizás la mezcla no tuvo la composición correcta o el sistema de ignición era inadecuado o estaba mal colocado", añadió.

La estación de Parsons Green está en el sudoeste de Londres, en el barrio de Fulham, una zona de clase media-alta. Los testigos narraron a la AFP como una bola de fuego recorrió el tren tras la explosión, tras lo cual se produjo una estampida.

El Reino Unido ha sufrido cinco atentados desde el 22 de marzo, cuatro de signo islamista y uno ultraderechista, y vive en estado de alerta. En la escala de amenaza terrorista de las autoridades, el nivel es el segundo más alto, "severo", que significa que un atentado es "altamente probable".

La primera ministra Theresa May presidió una reunión de urgencia de su gabinete de seguridad.

"Tengo presente en mis pensamientos a los heridos de Parsons Green y a los servicios de emergencia que, una vez más, están respondiendo rápida y valientemente", dijo May.

En marzo, un hombre embistió con su coche a los transeúntes que paseaban cerca del Parlamento, antes de matar a un policía que custodiaba el edificio, dejando en total cinco muertos, además del agresor, que fue finalmente abatido.

En mayo, un atentado con bomba a la salida de un concierto de Ariana Grande en Manchester dejó 22 muertos y 116 heridos.

Un mes después, tres agresores atropellaron a los peatones en el puente de Londres antes de atacar a cuchilladas a los clientes de bares y restaurantes de Borough Market, matando a 8 personas, más ellos.

Finalmente, también en junio, un hombre atropelló a un grupo de musulmanes que salían de una mezquita del norte de Londres, matando a una personas e hiriendo a varias antes de ser detenido.

Fuente: Infobae.