El Mundo
Domingo 07 de Agosto de 2016

Sobre los asesinatos de Majo y Marina, llega la hora de la verdad

Mañana comienza el juicio en Ecuador. Alberto Mina Ponce (33) y Aurelio Rodríguez (39) arriesgan hasta 34 años de prisión. Estarán los familiares de las víctimas

Más de 90 días de investigación, un expediente de 30 cuerpos, 200 pruebas para ser valoradas y 80 testigos son algunas de las principales aristas del juicio que comenzará mañana en Ecuador por uno de los casos policiales con víctimas mendocinas más resonantes de los últimos años: los asesinatos de María José Coni (22) y Marina Menegazzo (21) en la localidad de Montañita a fines de febrero.

Alberto Segundo Mina Ponce, un empleado de seguridad comunal de 33 años, y Aurelio Eduardo Rodríguez, conocido como el Rojo, de 39 años, se sentarán en el banquillo de acusados arriesgando una pena de 22 a 34 años de prisión, como tiene previsto para un doble homicidio agravado el artículo 140 del Código Orgánico Integral Penal ecuatoriano.

El juicio se desarrollará en la sala única de la Corte Provincial de Santa Elena, ubicada en el cantón de Salinas, a 70 kilómetros al sur del lugar donde ocurrió el homicidio. El cambio de sede se debe a que las autoridades judiciales debido a la mejor infraestructura y mayor capacidad de la sala en Salinas.
Es que, además de ser un caso que tuvo repercusión mediática a nivel internacional, gran parte de los familiares de las víctimas presenciará el proceso judicial. Por el lado de Marina, asistirán sus padres Renato y Cristina, y dos de sus hermanos. En tanto que la madre de María José, Gladys Steffani, y uno de sus hermanos también están en Ecuador y fueron recibidos por la Embajada Argentina. Fuentes de esa entidad confirmaron que el embajador Luis Juez también estará en Salinas para presenciar el debate.

En tanto,desde la organización local Xumek, la que presentó una medida cautelar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para impulsar la segunda investigación del caso, confirmaron que no viajarán abogados desde Mendoza, ya que no quieren interponerse en las labores de sus colegas ecuatorianos.

El tribunal que dictará sentencia está integrado por la presidenta de la Corte Provincial, Rosario Franco Jaramillo, y los jueces Daniel Rodríguez y Kleber Franco.

Expectativas de las familias
Gladys Steffani habló en la previa a esta importante etapa y anticipó: "Será bastante duro para nosotros enfrentar el juicio". Pese a esto, tiene la expectativa de que el debate "arroje nuevos datos para que continúe la investigación", aludió en referencia a una segunda pesquisa que se inició el 25 de junio en busca de determinar la participación de otras personas en el doble crimen.

"No tengo dudas de que participó más gente. También creo en un 99% que Mina Ponce fue uno de los que las mataron", sentenció Steffani.

Con respecto al móvil del crimen, un dato que ha variado en el transcurso de la investigación y no ha quedado firme hasta el día de hoy, la madre de María José Coni descartó que sea un caso de trata de personas porque "hubieran desaparecido directamente. O vieron algo que no tenían que ver y está involucrado alguien de arriba o el móvil fue sexual y se les pasó la mano", consideró.

En tanto que el padre de Marina aseguró que por estas horas se pondrán en contacto con los abogados Hernán Ulloa y Osiris Sánchez para que los pongan al tanto de las novedades en la investigación.