atentado en Niza
Miércoles 20 de Julio de 2016

Tras el atentado en Niza, dos hechos de violencia reavivan la tensión en Francia

Un hombre armado se atrincheró este martes en un hotel Rutero de bajo presupuesto en el sur de Francia y rápidamente fue rodeado por policías, mientras que otro individuo atacó a tres mujeres en la zona de los altos alpes; dos hechos que alimentan el clima de tensión y miedo en el país.

Según el diario francés Le Figaro que citó a una fuente de la Gendarmería, el hombre "habría tenido un altercado con el gerente" del hotel de la cadena Fórmula 1 en la comuna de Bollene, en Provence, a más de 200 kilómetros al noroeste de Niza..
Rápidamente, se estableció un dispositivo policial y de servicios de emergencia que bloquearon los accesos en un radio de 250 metros.
De acuerdo al diario local La Dauphine, un vocero de la Policía local informó que la autopista A7 fue cerrada, el hotel evacuado y y el Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional (GIGN) estaba negociando con el sospechoso.
Embed

También este martes y a cinco días del atentado en Niza que dejó un saldo de 84 muertos, en una residencia veraniega en la localidad de Garde-Colombe, en la región de los Altos Alpes, un hombre agredió con un cuchillo a una mujer y a sus tres hijas.
Según informó el alcalde Garde-Colombe, Edmond Francou a la cadena de noticias TF1, las cuatro se encuentran hospitalizadas y la más pequeña estaría en estado crítico.
El sospechoso, un hombre de origen marroquí que veraneaba en el lugar junto a su familia, no había sido identificado como vinculado a la radicalización islámica y se encuentra detenido tras haber sido capturado por dos reservistas de la Gendarmería.
El fiscal a cargo del caso, Raphaël Balland, desmintió en conferencia de prensa que el atacante -acusado de "tentativa de homicidio"- hubiera hecho referencia a la ropa de las mujeres antes de apuñalarlas, como habían apuntado algunos medios en Francia.
Ambos hechos sucedieron horas antes que el presidente de Francia, Francois Hollande, afirmara que podría prolongar el estado de emergencia hasta por seis meses más -tres meses más de lo anunciado inicialmente- y afirmó que su primera prioridad es garantizar la seguridad de los franceses.
"Cuando sucedió el ataque (en Niza), que todavía no sabemos si va a tener réplicas, era mi responsabilidad y la del Gobierno y el Parlamento franceses prolongar el estado de emergencia por tres meses. Todavía se está pensando en otros tres meses de prolongación", dijo a la prensa durante una visita a Lisboa.
Hollande aseguró que su primera prioridad es "proteger a los franceses y después a los europeos", pero que en ningún caso aprobará medidas que vayan en contra de la Constitución francesa.
A pocos días del atentado en Niza, donde un atacante arrolló a cientos de personas con un camión y mató a 84, Francia se encuentra en estado de alerta y tensión en cada episodio que involucra armas, rehenes y persecuciones.
En el último año y medio, el país es epicentro de ataques y atentados de gran envergadura.
El 13 de noviembre pasado, el Estado Islámico (EI) reivindicó los ataques casi simultáneos en París -en el estadio de Fútbol Saint Denis, diversos restaurantes y la sala de fiestas Bataclan- que dejaron al menos 130 muertos, 89 de ellos en esa discoteca, y más de 300 heridos.
El 8 enero de 2015 otro yihadista, Amedy Coulibaly, vinculado al EI mató de un balazo a una policía municipal francesa al sur de París y al día siguiente asaltó un supermercado kosher en Porte de Vincennes, en París, y tras matar a cuatro rehenes, murió en la operación policial.
Un día antes, el 7 enero de ese año, doce caricaturistas del semanario satírico Charlie Hebdo fueron asesinados después de que los hermanos Chérif y Said Kouachi abrieron fuego contra la sede de la publicación en la capital francesa.

Fuente: Télam