El Mundo
Jueves 14 de Septiembre de 2017

Una modelo se desnudó frente a las pirámides y desató la ira del gobierno de Egipto

Marisa Papen fue detenida mientras posaba para su fotógrafo. Fue una producción clandestina. "No es pornografía", se defendió la belga.

Las imágenes desnuda de una modelo belga tomadas en marzo en la zona de las Pirámides pero que trascendieron en los últimos días generaron la ira del gobierno de Egipto.
La modelo belga Marisa Papen quiso emular la figura de la reina egipcia Nefertari durante una sesión fotográfica frente a las legendarias pirámides de Guiza y en el majestuoso Templo de Karnak. Sin embargo, la mujer fue descubierta y debió pasar una noche en prisión.
desnuda11.jpg

Las tomas fueron registradas en abril pasado, pero no fueron publicadas en su página web hasta ahora. La difusión provocó la ira del Ministerio de Antigüedades egipcio, que ya tuvo que lidiar en 2015 con una grabación clandestina de un vídeo de contenido adulto en la misma área.
A los pies de Keops, Kefrén y Micerinos, las tres pirámides que se erigen en Guiza, a las afueras de El Cairo, Papen, de 25 años, se escondió para posar durante unos instantes en el marco de un proyecto donde su piel desnuda disfruta del aire libre y la libertad.
desnudo33.jpg

En el marco del proyecto "MI isla", la modelo se explaya y explica que "hay una gran diferencia entre la desnudez y el porno", aunque tras su periplo por el conservador Egipto comenta que "parece que para los egipcios la desnudez significa porno y no ven nada artístico en ello".
Según un comunicado difundido tras la publicación de las fotografías por el Ministerio de Antigüedades egipcio, se tomaron "todas las medidas legales" en el marco de su determinación de impedir cualquier acto "«que contradiga los valores y la moral del pueblo egipcio".
desnudo 22.jpg

El Ministerio indicó que cuando fueron detenidos la modelo adujo que quería aparecer "como la reina Nefertari", la esposa favorita de Ramsés II, faraón de la XIX dinastía del Imperio Nuevo (1539-1075 a.C.).
Papen tuvo que explicar todo delante de un juez, quien finalmente les puso en libertad sin cargos, pero les advirtió de "no hacer nunca más eso tan estúpido y vergonzoso".
A pesar de todos los contratiempos, Papen indicó que "que digan que es ilegal (lo que he hecho) en las pirámides y en el Templo de Karnak es algo extraño. Además, ellos ni lo construyeron. ¿Cómo pueden decir que (esa tierra) pertenece a la religión? No pertenece a la religión, así que ellos tienen que investigar y saber de lo que están hablando".
A pesar de esa mala experiencia, la bella modelo belga irá por más y destacó que tiene pensado volver "pronto" a un país árabe, aunque señala que posiblemente viaje en un futuro para realizar un proyecto similar.