Santa Fe
Sábado 30 de Julio de 2016

"El Museo Ferroviario está corriendo un grave riesgo"

Así lo manifestó el encargado del Museo Ferroviario Andrés Andreis, luego que esta mañana cayera parte de la mampostería sobre la vía pública en el edificio ubicado en San Luis al 2.900

Hoy por la mañana, cedió una parte de la mampostería del Museo Ferroviario, ubicado en San Luis al 2900. Hace varios años que sus responsables vienen advirtiendo por el deterioro edilicio del establecimiento.
Andrés Andreis, encargado de Relaciones Institucionales del Museo dijo Diario UNO que "como siempre, tuvimos inconvenientes este sábado por la mañana. Un pedazo de mampostería de uno los balcones que da a la calle Hipólito Irigoyen cayó"
Al encontrarse con esa situación, Andreis contó que "con una piqueta comenzamos a aflojar las partes que estaban por caer. Tiramos cornisas históricas a la vereda". El responsable del Museo admitió que realizaron esta intervención dado que "era un peligro para los peatones".
Asimismo, Andreis relató que "los bomberos pusieron una cinta de seguridad y dejamos en la vereda los restos".
"Hace 15 días también cayó parte de mampostería del frente. Queremos el compromiso de que no pase nada peligroso con los transeúntes. Además hay que tener en cuenta que estamos perdiendo un patrimonio histórico de la ciudad", agregó.

Promesas sin cumplir
Andreis dijo a Diario UNO que el Museo "es un lugar que fue nombrado en el año 2003 como monumento histórico provincial, pero nominalmente. Mientras tanto se va cayendo la mampostería, el cielo raso. La verdad es que ver que nadie hace nada, ni el gobierno nacional, ni el municipal, me duele profundamente". También aseguró que desde hace décadas piden ayuda y añadió que "estamos continuamente trabajando para mantener esta institución. Tuvimos que tirar algunas partes, obra de la arquitectura histórica francesa, ante el peligro que caiga sobre la cabeza de alguien".
"Sólo recibimos atención, cuando vino el exministro Florencio Randazzo en 2014 a Santa Fe. Tuve la oportunidad de abordarlo y le conté del estado en el que estaba el museo. La promesa de Randazzo delante del intendente José Corral y el exministro provincial Alejandro Ramos fue que parte del dinero destinado al Tren Urbano tenía que ir al Museo Ferroviario. Nosotros estamos pasando vergüenza diciendo que queremos que la ciudad sea turística y así tenemos el museo hoy".
"Después nos conectamos con Buenos Aires, pero no tuvimos respuesta. Del municipio tampoco y todo quedó en el aire", se lamentó Andreis.
"Necesitamos que nos escuchen porque el Museo Ferroviario está corriendo un grave riesgo", concluyó.

Comentarios