santafe
Jueves 19 de Mayo de 2016

El nuevo IPC provincial medirá la inflación de los últimos 30 meses

Desde la Dirección de Estadísticas y Censos trabajan para llegar a julio con el nuevo índice. La intención del gobierno es publicar la mayor cantidad posible de datos con precios medios, máximos y mínimos de los productos relevados en Santa Fe y Rosario

A principios de mes, el titular del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, Julio Todesca anunció que habrá que esperar hasta mediados de junio para que se conozca, tras varios meses sin datos oficiales, el nuevo Índice de Precios al Consumidor (IPC). En tanto, según pudo averiguar Diario UNO, la Dirección Provincial de Estadísticas y Censos espera en julio poder presentar en sociedad su propia medición sobre lo que ocurre con precios y servicios en el territorio santafesino.
Cabe recordar que en febrero, el gobernador Miguel Lifschitz anunció la creación del Observatorio Estadístico Provincial (OEP) con la intención de elaborar estadísticas e índices propios, y es desde entonces que se trabaja en la confección del IPC local. En esa línea, el director de Estadísticas y Censos, Jorge Moore señaló que la tarea se encuentra avanzada, y que se está trabajando en el gran Rosario y en el gran Santa Fe en base a la recolección de todos los precios de los últimos dos años, ya que la intención del gobierno es publicar un índice que refleje lo que sucedió en Santa Fe en los últimos 30 meses. 
“Estamos trabajando con cerca de un millón de precios de los años 2014 a 2015, y ordenando esa información que requiere muchísimo esfuerzo y cuidado. Hay que calcular que estamos levantando cerca de 29.000 precios mensuales entre Santa Fe y Rosario”, explicó. 
Vale aclarar que cuando se habla de un millón de precios se refiere a lo relevado desde 2014, y esto incluye  los precios de negocios, precios especiales, y precios de servicios, ya que el índice de precios contiene una larga descripción de nueve capítulos que incluyen alimentos y bebidas, salud, indumentaria, educación, gastos de la vivienda, del hogar, y esparcimiento, entre otros. Siendo los rubros con mayor ponderación (incidencia dentro de la canasta) el de alimentos y bebidas con un 33% y el de transporte y comunicaciones con un 15%. 
“Son los precios que se levantan en los negocios comunes, y en los supermercados, y por ejemplo se compara entre más de 40 precios de pan, y también de servicios especializados como puede ser la tarifa de agua, telefónica, de electricidad, o de gas. Más todos los productos que tienen algún tipo de estacionalidad, como frutas y verduras”, aclaró. 
En esa línea indicó que una vez que se haya relevado la serie completa se podrán empezar a publicar los datos que esperan sea en el mes de julio. 

El sistema
Moore contó también que se está avanzando en un acuerdo para poder utilizar el programa especial de cálculo del Instituto de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires, y que de esto también depende poder llegar a la fecha antes mencionada, ya que se trata de un sistema de enorme complejidad, que era también utilizado por el Indec.
Por este motivo, personal de la Dirección de Estadísticas y Censos ha estado en contacto permanente y viajado varias veces a Buenos Aires a capacitarse en el uso del nuevo sistema.
“Hemos tenido una atención excepcional, y nos están transfiriendo ese tipo de conocimiento”, reflejó y confió que una vez conocido el manejo del software, habrá que migrar la información que posee la dependencia provincial en sus bases de datos al nuevo sistema. Según Moore esto garantizará un doble control: “Primero el que se pueda tener de manera más artesanal y después, un sistema más sofisticado de cálculo que es el que se utiliza para realmente después publicar las variaciones en el índice de precios”.
“Nuestra idea es publicar absolutamente toda la información, e incluso ver si podemos colgar en internet los precios medios, máximos y mínimos para que todo el mundo tenga la máxima información. Más ahora que Nación está publicando precios claros, creo que puede resultar muy útil a los fines comparativos”, añadió.

Desde economía
A su vez, en contacto con Diario UNO, Pablo Olivares en coincidencia con Moore dijo: “A la información ya la tenemos, el relevamiento de campo ya se conoce, y el trabajo con los datos ya están aprehendidos, el tema puntual es el sistema para procesarlo”.
Remarcó además la importancia de que Santa Fe vuelva a tener un indicador que permita saber el índice del costo de vida, y en el cual la provincia tenga plena autonomía para calcularlo. 
“Es muy importante tener un índice de precios para eso, como también otras variables como lo que significa monitorear la evolución de determinados precios dentro del presupuesto, y otros tantos que se pueden ir viendo respecto de la evolución de los salarios con respecto a la economía en términos reales”, expresó. 

Coqui Toum / jorge.toum@uno.com.ar

Comentarios