pais
Miércoles 15 de Julio de 2015

El padre de Angeles, molesto porque el portero se refirió a su hija como "Mumi"

“Sentimos un poco de alivio porque se hizo justicia por nuestra hija”, dijo Franklin Rawson, aunque aclaró: “El dolor que sentimos lo vamos a seguir sintiendo siempre, porque no desaparece”.  

Franklin Rawson, padre de Angeles, asesinada en 2013, se mostró molestó luego de que el acusado Jorge Mangeri se refiriera a su hija como "Mumi". También señaló el "trabajo" y la "entereza" para mantenerse estable ante la figura del hombre que mató a su hija.

Ángeles siempre descansó en paz, ella es un ser de luz; los que necesitábamos algo de paz éramos nosotros, que quedamos acá y hoy la tenemos”, dijo Franklin Rawson, padre de Ángeles, tras la condena a Jorge Mangeri a reclusión perpetua.

Con estas palabras, el padre de la adolescente asesinada en junio de 2013 enfrentó con entereza a la prensa para expresar sus sentimientos ante el final del juicio, mientras que su ex mujer -Jimena Arduriz-, visiblemente conmovida, no pudo hacerlo por la expectativa que se había generado sobre ella.

“Sentimos un poco de alivio porque se hizo justicia por nuestra hija”, dijo Franklin Rawson, aunque aclaró: “El dolor que sentimos lo vamos a seguir sintiendo siempre, porque no desaparece”.

Tras señalar que le molestó “mucho” que el acusado se refiriera a su hija como “Mumi” -algo que también había criticado su abogado, Pablo Lanusse-, Rawson aseguró que durante todo el juicio tuvo que “trabajar” y hacer “un esfuerzo enorme” para mantenerse estable ante la figura del hombre que mató a la adolescente y la tiró a un basural.

“Tenía que repetirme todo el tiempo que lo hacía por Ángeles -confesó-. Fue difícil. Por momentos quería tirarme encima del asesino, salir corriendo...”.

No quiso decir qué le provocó la figura de Mangeri y ni quiso responder cuando le preguntaban por qué el portero pudo haber actuado como lo hizo (“desde que pasó lo que pasó no le encuentro explicación y no sé si alguna vez podré hacerlo”, acotó).

En un momento un periodista le preguntó si con esta sentencia podían estar en paz tanto su familia como Ángeles, y Franklin Rawson respondió: “Ángeles siempre descansó en paz, ella es un ser de luz; los que necesitábamos algo de paz éramos nosotros que quedamos acá y hoy la tenemos”.

Afirmó que tanto él como la madre de Ángeles querían agradecer a todos los que los acompañaron durante todo este proceso de investigación y de juicio.

“Y también agradecer que se haya hecho justicia -añadió-. Sabemos que hay muchos casos terribles y que a veces no logran tener justicia. Hoy tenemos justicia, aunque tendría que funcionar siempre”.

Sin querer aludir a los allegados de Mangeri que ahora serán investigados, Rawson aseguró que fueron las mismas pruebas las que demostraron la responsabilidad del encargado del edificio en el crimen y añadió: "Si no hubiéramos estado seguros de su culpabilidad, no hubiéramos llegado hasta acá".

Comentarios