El País
Viernes 21 de Abril de 2017

Canicoba Corral se declaró incompetente en la denuncia contra el "Indio" Solari por presunta evasión impositiva

Una ONG acusó que las ganancias de los recitales, como el de Olavarría, eran remitidas a cuentas off shore, en el marco de una presunta evasión impositiva.

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral se declaró este viernes incompetente para investigar al cantante Carlos "Indio" Solari, quien había sido denunciado por un supuesto "entramado societario" del cual formaría parte con fondos en empresas offshore.

Canicoba Corral se declaró incompetente ante el requerimiento hecho del fiscal federal Federico Delgado, y giró la denuncia a la justicia federal de Azul al considerar que es quien debe intervenir ya que el último recital al que se refirió tuvo lugar en la ciudad de Olavarría.

Fuentes judiciales informaron a NA que el juzgado así resolvió ante la denuncia de la ONG Fundación por la Paz y el Cambio Climático.

La ONG había denunciado que ganancias de los recitales, tal cual fue el de Olavarría, eran remitidas a cuentas off shore, en el marco de una presunta evasión impositiva.

Ante la denuncia presentada en marzo pasado, el fiscal había pedido que la AFIP designe expertos para que traten de determinar ese entramado societario y establecer la participación del exlíder de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

El titular de la ONG, Fernando Míguez, sostuvo que el recital de Olavarría fue organizado por la empresa "En Vivo SA", ex "El Chacal SA" y/o "Grupo Dax Recuperación Crediticia", de supuesta propiedad de Marcos y/o Matías Peucovich y/o Julio o Eduardo Carfi y/o Carlos Alberto Solari.

Además, acusó que la empresa organizadora evadió el pago de tributos a parir de la utilización de facturas truchas, y que eso generó maniobras de lavado de dinero.

Según el denunciante, el recital de Olavarría expuso un negocio que se realizaba en torno a los shows del "Indio" Solari.

La productora firmó un convenio con la municipalidad, por el cual la intendencia habría instruido a la policía para que no intervenga preventivamente y permitiera que los participantes del evento transitaran libremente y consumaran estupefacientes quizás vendidos en el lugar.

Luego del recital, según se sospecha, la organización contó el dinero que ganó y pagó los retornos, y tras ello se habrían cometido maniobras de lavado de activos mediante una sociedad dedicada a la venta y construcción de inmuebles que serviría para canalizar el dinero negro.

"La última etapa sería el envío del dinero a una cuenta bancaria a nombre de una sociedad off shore y/o el uso del mercado de los vitcoins. Ello, según Míguez, estaría vinculado a que Solari residiría en Manhattan", citó Delgado en el dictamen que presentó ante el juez federal Rodolfo Canicoba Corral.

Entre otras cosas, el denunciante aseguró que en 2012 el patrimonio del excantante de Los Redonditos de Ricota era de 13 a 15 millones de dólares y que existen vínculos patrimoniales del músico con quienes figuran como titulares de la empresa organizadora del recital de Olavarría.