El País
Viernes 02 de Septiembre de 2016

Dos bebés murieron al incendiarse la habitación en la que se encontraban

Se trata de dos hermanitos que vivían en un inquilinato. El fuego se inició por un cortocircuito que se produjo en una estufa halógena.

Dos hermanitos de cuatro y 16 meses murieron asfixiados esta madrugada al incendiarse la habitación del inquilinato en el que vivían, en un barrio de la capital salteña, por un cortocircuito que se produjo en una estufa halógena.
Fuentes policiales informaron que el trágico hecho se registró esta madrugada en un inquilinato ubicado en el pasaje Iruya al 2200, del barrio Santa Victoria, en la zona oeste de la capital salteña.
Los dos hermanitos que vivían junto a su madre dormían en una habitación de cuatro por tres metros, en la cual un cortocircuito en una estufa halógena provocó un incendio. Otros familiares que residen en el mismo inquilinato advirtieron el siniestro y rescataron a los dos pequeños, que ya estaban desvanecidos, por lo que intentaron reanimarlos en la vereda hasta que llegó la policía al lugar.
Los efectivos les practicaron reanimación cardiopulmonar a los niños, que fueron trasladados en una ambulancia del Samec al Hospital Público Materno Infantil, donde fallecieron a los pocos minutos del ingreso.
La causa de la muerte de los pequeños fue la "intoxicación por monóxido de carbono", mientras que una dotación del departamento de bomberos voluntarios sofocó el foco ígneo, y los daños materiales en la habitación fueron totales.

Télam