El País
Miércoles 05 de Julio de 2017

El drama de las trillizas abandonadas que buscan una familia que las adopte

Kiara, Ángeles y Milagros nacieron prematuras en el hospital San Justo, Buenos Aires en abril. El único requisito es que no separen a las hermanas.

Kiara, Ángeles y Milagros nacieron prematuramente el 14 de abril. A pocos días de haberlas dado a luz, su mamá, que tiene otros nueve hijos y serios problemas de adicción a las drogas, las dejó en el Policlínico Central de San Justo y volvió a visitarlas apenas tres veces. Ahora, bajo el cuidado de los médicos y enfermeros del hospital, las trillizas esperan a que un tribunal de familia decida su futuro. Mientras tanto, decenas de padres piden que se las entreguen en adopción.

Cuando nacieron, hace tres meses, las bebés pesaban apenas 600 gramos. Hoy, después de pasar varias semanas con asistencia respiratoria, están en 2,5 kilos. "La primera de ellas nació en su domicilio, la segunda en una Unidad de Pronta Atención de Hurlingham y la tercera en el hospital de Hurlingham. Luego las trasladaron al sector de neonatología de nuestro centro de salud. Desde el punto de vista médico están de alta. Ahora estamos a la espera de lo que diga la Justicia", explicó a los medios Víctor Delgado, director asociado del Policlínico. Y agregó que es el Tribunal de Familia número 6 de Morón, a cargo de la jueza María Laura Álvarez, el que tiene que decidir quién las va a cuidar: "No van a ser separadas. La idea es conservar el vínculo".


Embed



Según trascendió, la mamá apenas visitó a las nenas en tres oportunidades, cuando aprovechó para elegirles los nombres, pero que nunca manifestó si tiene intención de llevárselas a su casa o darlas en adopción. Su deseo no basta para conseguir la tenencia: si bien la Justicia siempre trata de que los chicos se mantengan con sus padres biológicos, la grave situación de la mujer podría provocar que le den la guardia de Kiara, Ángeles y Milagros a un familiar (como un abuelo, o un tío) o las bebés sean entregadas en adopción.

"El caso se viralizó por Facebook el 19 de junio. Desde entonces se ha arrimado muchísima gente al hospital para traer pañales y leche. Muchos manifiestan su intención de adoptarlas. Hay madres haciendo cola en la puerta del Policlínico y gente llamando de todas partes del país para adoptarlas, pero no depende de nosotros. Ya pasó a ser un tema judicial", agregó Delgado.


Con información de Clarín y América 24