El país
Viernes 03 de Febrero de 2017

El Gobierno cruzó a la CGT y afirmó que "hacen un uso político" del paro

Dujovne remarcó que hay un "aprovechamiento político" de parte de la central obrera al lanzar un paro y acompañar una movilización de los industriales prevista para el 7 de marzo.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, criticó el paro convocado por la CGT para la segunda quincena de marzo y afirmó que "hay sectores dentro" de la central gremial que "hacen un uso político" de las medidas de fuerza, al tiempo que lo vinculó con el año electoral.

"Este es un año político, tenemos elecciones legislativas y dentro de la CGT hay distintos sectores que toman nota de esta situación y hacen un uso político", sostuvo Dujovne y agregó: "No tengo dudas de que la cuestión política está jugando un rol importante de lo que pasa en la CGT".

El ministro remarcó que hay un "aprovechamiento político" de parte de la central obrera al lanzar un paro y acompañar una movilización de los industriales prevista para el 7 de marzo, a la vez que afirmó que él "no coincide" con el diagnóstico económico que hace la CGT.

Al respecto, aseguró en declaraciones a radio Mitre que "la economía está creciendo, los salarios mejorando y se están creando 20.000 puestos de trabajo formal por mes".

Este jueves, la CGT anunció que el 7 de marzo acompañará a los gremios industriales en una movilización a la sede del Ministerio de Producción, ante la caída de la producción industrial y el ingreso de importaciones que afectan al sector.

También anticipó que realizará un paro en la segunda quincena de ese mismo mes frente a lo que considera un incumplimiento de los empresarios en cuanto al pago del bono de fin de año y los despidos que se registraron en las primeras semanas del año, además de las medidas del Gobierno como la nueva suba de tarifas.

Héctor Daer, del triunvirato de la CGT, señaló que "la relación" con la administración de Mauricio Macri "se puso crítica por varios temas", como "la falta de acción imperativa" del Gobierno sobre los puntos acordados en las mesas tripartitas y "la falta de compromiso del empresariado argentino para con la situación social".

En declaraciones a radio La Red, Daer advirtió que "es muy difícil" que se desactive la marcha del 7 de marzo, aunque aclaró que "siempre existe la posibilidad de que se rectifiquen políticas y que, a partir de ahí, se pueda volver a encauzar un futuro".

Se sumó además a la discusión el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, quien indicó que el acuerdo firmado con la CGT establecía evitar "despidos sin causa" y que existe "una conducta de cuidado del empleo".

"Lo que nosotros firmamos era evitarlos despidos incausados, sin causa. Ha habido una conducta responsable, una conducta de cuidado del empleo", declaró a radio Belgrano Funes de Rioja, quien agregó: "Sería bueno leer el acuerdo porque estamos todos en defensa de la empresa, de la industria que es valor agregado, que es trabajo argentino, así que no hay diferencias en cuanto a los objetivos".

Por su parte, el secretario general de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), Roberto Fernández, justificó la adhesión de su gremio al paro convocado por la CGT para marzo al advertir que "cada vez hay más despidos y suspensiones" y que "si esto no camina, en marzo va a haber problemas".

"La medida de fuerza es un hecho", sentenció Fernández y aseguró: "Los empresarios se comprometieron a frenar los despidos y las suspensiones y esto continúa. Nosotros solo queremos cuidar las fuentes de trabajo".

En declaraciones a radio Mitre, el líder de la UTA señaló que en la CGT están "preocupados" especialmente por la situación de la industria, donde dijo que "cada vez hay más despidos y suspensiones".

El secretario administrativo de la CGT, Omar Plaini, en tanto, justificó también el paro nacional anunciado por la central, al señalar que "una paritaria del 18 por ciento no sirve" y en la falta de cumplimiento den lo acordado en mesas de diálogo con Gobierno y empresarios.

"El año pasado se planteo una inflación del 25 y terminó casi en el 42 por ciento. Este año planta una del 17 y arranco con aumentos de combustible, peaje, y tarifazo en los servicios", remarcó Plaini en declaraciones a Radio Rivadavia.

Y agregó: "No hay razón para que hagamos una negociación de estas características. Siempre sucede lo mismo, empresarios y gobierno tiran la negociación colectiva hacia la baja pero después la realidad indica otra cosas".