El país
Sábado 16 de Septiembre de 2017

El peor momento de Anto: "Jamás le soltaré su manito"

Antonella González presentó una nueva complicación de salud y debió ser operada. A pesar de haber sido exitosa la intervención quirúrgica, su mamá pidió una cadena de oración para que la niña se recupere pronto.

Con apenas nueve años, una nena de Gualeguaychú lucha contra una leucemia internada en el Hospital Garrahan de Buenos Aires. Meses atrás cumplió el sueño de conocer al cantante Abel Pintos, quien le da ánimo a través de su música y sus letras.

Desde hace dos días, la situación de la niña que recibió un trasplante de médula, comenzó a complicarse. Fue su mamá, Natalia Bazán, quien contó a través de Facebook la situación de la nena.

"Anto no está pasando por un buen momento. Anoche se descompensó: le subió la presión, el azúcar a 300, comenzó a vomitar sangre así que urgente la atendieron y la estabilizaron. La mantienen con plaquetas y glóbulos rojos. En la endoscopia salió que tiene una ulcera. No sé muy bien cómo explicarles porque, tengo mi cabeza mal. El problema es que la ulcera tiene un coágulo y por un costadito está sangrando. Es delicado porque están medicándola para que pare el sangrado. Si eso no pasa mañana se le hará otra endoscopia para ver si sigue igual a pesar que le estén dando medicamentos para parar la hemorragia.

Si ella no mejora, será intervenida quirúrgicamente para parar el sangrado. Les pido que no dejen de rezar. Necesita mucha fuerza para superar esto porque se complica por tener bajas sus defensas, más el trasplante y otro virus más que no se quiere ir de su cuerpo.

Ahora esta con su papá porque ella está muy asustada y su papá le da fuerzas. Yo gracias a Dios pude aguantar tantas horas de angustia pero siento mi cuerpo como si hubiera corrido una maratón: me duele todo y estoy sin dormir, pero estoy fuerte porque sé las ganas de vivir que ella tiene y que no se va a rendir.

Ella sabe que mi corazón late por ella y el de ella late por mí. Hoy hablamos de todo lo que haremos juntas cuando volvamos a casa. Jamás le soltaré su manito y a donde ella vaya iré yo porque nuestros corazones laten a la par. Gracias a todos", cerró.

Finalmente, el viernes fue operada para frenar el sangrado de su úlcera y salió satisfactoriamente. La niña se recupera en su internación, aunque la situación continúa siendo delicada.

Natalia Bazán pidió a todas las personas creyentes que recen por su hija y envíen los mejores deseos y energías.


Fuente El Día Online