El País
Martes 05 de Septiembre de 2017

Mapuches de la comunidad Cushamen dicen que a Maldonado "lo llevó Gendarmería"

"Escuché gritos y vi a tres gendarmes que arrastraron a alguien y lo empezaron a golpear en el piso. Me di cuenta de que era Santiago porque tenía la campera celeste que yo le presté esa mañana", relató uno de los testigos

Miembros de la comunidad mapuche Resistencia Cushamen dijeron hoy que a Santiago Maldonado "lo llevó Gendarmería" desde ese lugar del noroeste de la provincia de Chubut, por lo que pidieron a los medios de comunicación de todo el país que "dejen de mentir".

"Los gendarmes entraron a la comunidad tratando de cazar a un mapuche. No somos terroristas ni delincuentes, nos persiguen hace mucho. (Maldonado) es un compañero pacifista, anarquista, que estaba en el territorio y defendió nuestros ideales hasta lo último", dijo Matías Santana durante una conferencia de prensa en la ciudad chubutense de Esquel.

"Dejen de mentir", reclamó al anunciar que "se levantó el secreto de sumario" que se instruye en Esquel por la "desaparición forzada" de Maldonado, quien según testigos fue visto por última vez el 1 de agosto durante una protesta mapuche sobre la ruta 40 en la que intervinieron gendarmes.

Violento
Santana, quien fue uno de los testigos del operativo de Gendarmería, y dijo que todo comenzó cuando la fuerza de seguridad realizó "el desalojo violento" de un corte de la ruta 40 que los mapuches realizaron el día anterior a la desaparición de Maldonado. Sostuvo que el 1 de agosto por la mañana, los gendarmes entraron a la comunidad "con una "balacera", que muchos mapuches corrieron hacia el río Chubut para evitar ser atrapados y que Maldonado "se metió en el río pero volvió y se quedó escondido".

"Escuché gritos y vi a tres gendarmes que arrastraron a alguien y lo empezaron a golpear en el piso. Me di cuenta de que era Santiago porque tenía la campera celeste que yo le presté esa mañana", relató. Dijo que después Maldonado fue arrastrado hasta un camión Unimog de Gendarmería que "había entrado" a la comunidad y con el que lo sacaron hasta la ruta nacional 40, de donde lo pasaron a una camioneta "tratando de taparlo con una pantalla" de gendarmes.

"Todos sufrimos la represión y después nos juntamos y vimos que el único que faltaba era él", aseguró Santana. Sostuvo que los miembros de la comunidad ya no tienen "miedo" debido al apoyo que les dieron organizaciones sociales y de derechos humanos y sostuvo que "Gendarmería, el Gobierno (nacional) y la Justicia ocultan muchas cosas".

A su vez, Nelly Garay, quien había sido detenida por Gendarmería junto a otros miembros de la comunidad en la ruta nacional 40 y demorada varias horas mientras se revisaba el auto en el que viajaba, dijo que junto a ella, al mando del operativo, estaba Pablo Noceti, jefe de Gabinete del Ministerio de Defensa de la Nación.

"Hable con él, le pregunté quién era, y me dijo su nombre y que estaba a cargo. Entonces le pedí explicaciones de por qué nos tenían demoradas desde las 11, por qué nos retenían la documentación, pero se fue", aseguró. Afirmó que la Gendarmería retuvo a los detenidos hasta las 18.30 "sin explicaciones", mientras se revisaba el auto y le sacaban las butacas. Al volver a la comunidad dijo que le contaron que se "habían llevado a Maldonado". "Esa mañana había estado tomando mate con él, yo no conocía su nombre. Pero lo había visto desde que se acercó y charlamos mucho, a cara descubierta. No hay forma de equivocarse, era él, con el cabello largo, las rastas y la barba", afirmó Garay señaló que hizo este mismo relato cuando se denunció la desaparición de Maldonado en el juzgado federal de Esquel, a cargo de Guido Otranto.

Soraya Maiconio, quien viajaba con Nelly Garay, precisó que la conversación con Noceti fue entre las 14 y las 14.30, cuando según otros testimonios ya se habían llevado a Maldonado. Dijo que también había conocido al joven desaparecido hacía varios días y que había estado charlando con él esa misma mañana, antes de la intervención de Gendarmería. Julio Saquero, titular en la zona de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), destacó que "estos testimonios permiten tomar en serio y al mismo nivel de igualdad que a todos los ciudadanos a la comunidad mapuche".

El dirigente cuestionó la investigación del Otranto y de la fiscal Silvina Ávila en la búsqueda de Maldonado, debido a que "con la hipótesis del apuñalado se perdió tiempo muy valioso". La comunidad Resistencia Cushamen fue creada en 2015, luego de que una veintena de familias mapuches ocupara esas tierras, en cercanías de la localidad chubutense de El Maitén, que forman parte de la estancia Leleque, propiedad del grupo italiano Benetton. Los mapuches sostienen que han "recuperado" tierras que le son propias, mientras que la empresa denunció la "usurpación" de parte de su propiedad.