El país
Domingo 04 de Septiembre de 2016

Según Came, las ventas minoristas cayeron un 7,4% durante agosto

Estudio nacional. Se realizó en 1.350 pequeños y medianos comercios de los principales centros urbanos del país. Electrodomésticos fue lo que más bajó, -17,3%

Según un estudio de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), en agosto se sintió fuerte la pérdida de poder adquisitivo de las familias, y los altos niveles de endeudamiento que limitaron las posibilidades de consumo con tarjeta en cuotas sin interés. Si bien el mercado continuó ofreciendo esa modalidad de pago, hubo más rechazos de operaciones que otros meses, o divisiones de compras entre más de un plástico. Pero aun así los niveles de transacciones fueron bajos.
En general el público aprovechó las ofertas y eso fue lo que por momentos movió más el mercado. Frente a las necesidades de liquidez hubo comercios que hicieron descuentos muy agresivos por compras en efectivo, donde se podían llevar productos a mitad de precio. Pero si bien fue una estrategia de emergencia que ayudó, no alcanzó para contener la caída.
Las caídas anuales más pronunciadas ocurrieron en: Electrodomésticos y artículos electrónicos (-17,3%), Neumáticos (-15,7%), Ferreterías (-11,8%), Materiales para la construcción (-10,8%), y Bazares y regalerías (-9,6%). Con tendencia opuesta, crecieron las ventas en Perfumerías (+1,4%) y Jugueterías, rodados y librerías (+1,9%).
Pero a pesar de la mala performance, agosto tuvo dos puntos movilizadores. Uno fue el Día del Niño, que si bien fue menos dinámico que el año pasado, ayudó a sostener la venta durante una semana en algunos sectores. Y el segundo se sintió sobre fin de mes, cuando en algunos rubros se notaron más consultas y demanda. Eso dejó abierta ciertas expectativas positivas sobre lo que pueda suceder en septiembre, aunque los comercios por ahora son muy cautos en ilusiones.
Con el resultado de agosto, las ventas minoristas medidas en cantidades registraron una tasa de caída promedio anual de 6,7% en los primeros ocho meses del año.
Para el estudio se cubrió un universo de 1.350 comercios pequeños y medianos de Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires, y el interior del país, de los principales 20 rubros que concentran la venta minorista familiar.