El País
Martes 13 de Junio de 2017

Un fiscal aseguró que investigar a gendarmes narcos "es complicado"

Lo dijo Carlos Amada, quien en Salta interviene en el juicio contra supuestos integrantes de una banda de narcotraficantes, entre los que hay personal de Gendarmería Nacional.

El fiscal de Salta Carlos Amad, que interviene en el juicio contra supuestos integrantes de una banda de narcotraficantes, entre los que hay gendarmes, admitió que "es complicado investigar a gente de las fuerzas de seguridad porque tienen información, están en la calle y tienen acceso a cosas" a las que la Justicia no accede.
El proceso contra nueve presuntos integrantes de una banda de narcotraficantes, es conocida aquí como "causa Mondaca", ya que entre los enjuiciados se encuentra el gendarme Emiliano Guillermo Mondaca.
El otro gendarme involucrado es Roberto Gamarra, pero permanece prófugo.
"Es complicado investigar a gente de las fuerzas de seguridad porque tienen información, están en la calle y tienen acceso a cosas que nosotros no", manifestó el fiscal, en declaraciones a la prensa.
En junio de 2011, Emiliano Mondaca, Claudia Mondaca y Gamarra circulaban en un vehículo que fue detenido en un control de ruta en la localidad de Aguaray, donde se constató que iba cargado con 966 kilos de cocaína.
Los procesados, según se mencionó en la causa, tuvieron vinculación con el ex juez federal de Orán, Raúl Reynoso, quien debió dejar su cargo en medio de acusaciones sobre su supuesto vínculo con narcotraficantes.
Amad, fiscal de la causa Mondaca, sugirió la existencia de encubrimiento entre los efectivos de las fuerzas de seguridad, al advertir que "tienen un espíritu de cuerpo mal entendido".
"Es difícil investigarlos", dijo, aunque reconoció que "cada día se puede más".
Además de los Mondaca están imputados el juicio Pablo Vera, Luis Romero, José Romero Álvez, Alejo Durán, Damián Carrasco y Luis Espeche.
Tras el hallazgo de la droga, el proceso recayó en el juzgado de Reynoso, quien luego de dos años sobreseyó a Vera y a Durán, propietarios de la concesionaria que había vendido el automóvil en el que se transportaban los tres gendarmes interceptados en junio de 2011.
Ese sobreseimiento fue una de las razones por las que se imputó a Reynoso como presunto líder de una banda que cobraba coimas para beneficiar a traficantes.
En ese grupo también fue incluido el abogado René Gómez, por entonces patrocinador de Vera.
El procesado ex juez habría desconocido una prueba capturada en el allanamiento al domicilio de Vera, que demostraría que había colaborado con los gendarmes el día que fueron capturados con la sustancia prohibida.