El País
Lunes 04 de Julio de 2016

Un grupo de violentos irrumpió y destrozó la redacción de Tiempo Argentino

Aproximadamente 20 personas relacionadas al presunto comprador del diario tomaron el inmueble; tras negociaciones, los trabajadores pudieron volver a entrar.

Los trabajadores del diario Tiempo Argentino siguen sufriendo. Durante la madrugada del lunes, un grupo de aproximadamente 20 personas ingresó a la redacción, y luego de echar a los que estaban dentro del edificio, destrozó pertenencias de los trabajadores y registros de la cooperativa en el sector de Recursos Humanos.
Trabajadores de Tiempo Argentino

Tras un intento de escape por los techos de Palermo, los violentos negociaron con la policía y algunos dirigentes de la cooperativa para poder salir, mientras los trabajadores reingresaban a la redacción. A las 9 de la mañana brindarán una conferencia de prensa para explicar la situación.
Embed
Uno de los agresores se presentó como el empresario Mariano Martínez Rojas, quien sería el supuesto comprador del diario y de la Radio América, es el único que permanece dentro del edificio. Según pudo averiguar LA NACION, el comisario le dijo a los de la cooperativa que Martínez Rojas presentó un contrato de alquiler vigente del edificio, aunque creen que es apócrifo.
Embed
Embed
Según explicó Javier Borelli, presidente de la cooperativa, durante la madrugada, un grupo de personas entró y cerró la puerta para evitar el ingreso de los trabajadores del diario, que con el paso de los minutos se acercaron al edifico de la calle Amenábar 23 para resolver la situación. La denuncia fue realizada a la Comisaría 31, en Cabildo 232, pero la el comisario Aparicio dijo que tenían que tener haber una orden para poder entrar al edificio, aunque finalmente lograron entrar.
Borelli explicó que la policía habló con las personas que ingresaron, quienes les mostraron un contrato de alquiler. "Dicen ser los dueños del inmueble pero ese contrato fue rescindido. Estoy en la comisaría con las pruebas necesarias para mostrar que es así", indicó.
El dirigente explicó la situación actual del edificio de Aménabar 23. "El ministerio de Trabajo nos puso bajo la custodia de los bienes y las herramientas del diario, por eso estamos trabajando ahí", sostuvo.
"Es el único activo que le queda a Sergio Szpolski, que hizo el pedido de desalojo y se está esperando la resolución de la Justicia. Poder vender eso es la única manera que tendría para pagarnos los sueldos de siete meses que nos debe", agregó.
Embed
Cada vez es más gente la que se acerca a la puerta del edificio donde funciona la cooperativa. A la espera de una resolución, los trabajadores van a pasar la noche ahí esperando que sucede con los violentos hasta el horario de la conferencia de prensa.
Cabe recordar que el conflicto en Tiempo Argentino viene desde el año pasado, luego del conflicto con los empresarios Sergio Szpolski, ex candidato a intendente del Frente para la Victoria, y Matías Garfunkel, quienes dejaron de pagar los sueldos en diciembre, por lo cual los trabajadores decidieron armar una cooperativa y relanzar el matutino.

Fuente: La Nación